Compartir

Todos en alguna oportunidad hemos atravesado por algún problema económico, ya sea el fracaso de un negocio, la pérdida de un empleo, el robo de algún bien significativo monetariamente o en situaciones más pequeñas como el bloqueo de la tarjeta de débito y no poseer dinero en efectivo. Pero para todas estas vicisitudes hay soluciones. Una de ellas es solicitar un crédito rápido y fácil en 10 minutos.

También se suman otros métodos que te pueden servir. Anótalos y llévalos a la práctica.

 

Determinar el grado de la emergencia

 

 

Debes permanecer calmado y no entrar en caos debido a que si te desesperas no solucionarás nada. La preocupación no te permitirá pensar con claridad. Al mismo tiempo tienes que aprender a distinguir cuándo realmente se está en frente de una emergencia económica.

Antes de encender tus alarmas y recurrir a tu plan de contingencia, piensa en las soluciones básicas que puedes realizar para solventar de inmediato tu situación. Después que hayas agotado todos tus recursos, ahora sí, es el momento de correr, pero tras una solución.

 

¿A quién pedir ayuda?

Es muy importante que estés preparado para este tipo de sucesos puesto que ninguna persona se escapa de  pasar por una situación de urgencia financiera. De este modo, ten una lista mental con nombres a quienes puedes acudir ante diversas circunstancias.

Sin embargo, hay que tener en claro que no todas las entidades o personas nos van a poder ayudar a solventar cualquier clase de problemas de finanzas. Por ello es importante clasificar el tipo de evento y la magnitud que éste abarca para poder determinar quién es el individuo adecuado en ofrecer una solución inmediata.

 

¿Miedo a pedir ayuda?

Aunque para algunos este subtítulo les resulte un poco extraño, la verdad es que la mayoría experimenta esta emoción al tener que enfrentarse a un inconveniente que involucre dinero. Esto se debe a que temen entrar en un conflicto mayor por intentar buscar una solución inmediata.

Es decir, las personas no desean generar ninguna deuda para evitar que su situación económica se vea más afectada si se da la circunstancia de no lograr obtener el dinero en el plazo planteado para cancelar la ayuda otorgada. Por lo tanto, debes:

 

Crear un plan post-emergencia

 

 

Después de haber solventado tu emergencia, no significa que todo haya terminado. El trabajo continúa, debes enfocarte en recuperar el dinero que se te ha facilitado, como un crédito rápido y fácil en 10 minutos. Ten presente que debes cancelar esta deuda que has adquirido para resolver una mayor.

Ahora lo ideal es que establezcas una serie de medios o acciones que podrías hacer para obtener ingresos extras. De esta manera, recibirías la suma monetaria indicada, y el dinero extra que vayas obteniendo lo podrás reunir con la finalidad de ser usado exclusivamente para abonárselo a tu prestamista.

Posibles soluciones:

Si quieres ser un emprendedor con éxito debes dejar de enfocarte en los pensamientos negativos, más bien procura transformarlos en positivos. Sin embargo, esto no significa no prepararte para solucionar cualquier emergencia a la que te puedas enfrentar.

Deja un comentario