Compartir

La entrada de tu casa es la primera toma de contacto que van a tener los invitados de nuestro hogar, por lo que cobra mucha más importancia de lo que nos pensamos. Los muebles de entradas y recibidores, tal y como su propio nombre indica, tienen la tarea de recibir a cada persona que llega, por lo que deberían de ser elegidos con sutileza, adaptados a lo que se quiere transmitir y con especial atención a los detalles.

Existen muchas tiendas online para poder comprar este tipo de muebles, como es el caso de la web de Menamobel con fabricación 100% nacional y materiales de primera calidad, con un amplio catálogo de muebles con diferentes formas, colores y materiales.

¿Todavía no sabes cómo decorar la entrada con recibidores? Estas ideas te pueden ayudar.

Ideas de recibidores originales para casa

Lo primero que tenemos que considerar es que la decoración de esta parte de la casa requiere de un tiempo de reflexión, y del estudio minucioso de ciertos elementos. Además de ser un lugar pequeño, la luz que entra será más bien escasa… aunque esto no es excusa para que no podamos crear un espacio agradable y muy especial.

Estudio del clima

Empieza pensando en el clima que quieres conseguir. Si tu objetivo es dar forma a un ambiente cómodo y acogedor, puedes apostar por muebles rústicos. Estos combinan muy bien con elementos de color neutro, con telas sencillas como hilo o algodón.

 

El poder de las alfombras

Entre las ideas de entradas originales para casa más destacadas, siempre aparecen las alfombras. Además de aportar calidez, también resultan muy interesantes para amortiguar los pasos (para no molestar a los habitantes de la casa en el momento en el que se entra por la puerta principal).

Si el recibidor recibe suficiente luz natural, las alfombras de color blanco o crema son las más recomendadas para ti. Ayudarán a que parezca más grande de lo que es en realidad.

Elige la alfombra en base al espacio que tengas disponible: no es una buena idea apostar por un modelo excesivamente grande si el recibidor es muy pequeño.

Detalles decorativos

Los detalles pueden marcar la diferencia a la hora de decorar el recibidor, pero debemos evitar sobrecargar el ambiente. Si añadimos muchos elementos, lo único que conseguiremos es crear una sensación asfixiante a cada persona que entre por la puerta.

Nuestra recomendación es que integres mesas con poco fondo con cajones, estanterías inferiores para poder dejar en ellas las llaves, un reloj en la pared, quizá algunos ganchos para colgar el abrigo, y puede que algún elemento minimalista.

Espejos en los recibidores

Cómo ya hemos comentado, los recibidores suelen ser bastante pequeños. Un espejo podría ser la solución a este problema de espacio. Ayudan a reflejar la luminosidad del ambiente, haciendo más grandes los espacios pequeños (o, por lo menos, dando la sensación de que así es).

También son muy decorativos, pero tienen una pega: si la estancia no está bien decorada, los errores se verán multiplicados.

 

Color de las paredes

Y no te olvides de considerar también el color de las paredes: los tonos neutros son los que mejor van a vestir el entorno (como blancos o colores claros). Los tonos fríos y suaves también harán que el espacio parezca más grande.

Decora con estas ideas y conseguirás el recibidor que siempre has querido tener.

Deja un comentario