Compartir

Uno de los aspectos más importantes a la hora de llevar a cabo una empresa, es el disponer de una buena asesoría. De hecho, se trata de algo tan importante, que es relevante a todo tipo de negocios, indistintamente de cual queramos montar.

Cada vez son más las personas que aprovechando su formación, o que se les da bien un determinado negocio, se aventuran a abrir su propia empresa. Disponer de conocimientos de mecánica, o de arquitectura, son evidentemente de gran valor a la hora de montar un negocio relacionado con esas características, pero habitualmente, no disponen de los conocimientos necesarios de cómo gestionar una empresa.

Es en este sentido en donde cobra importancia el disponer de la asesoría. En este sentido, nos vamos a encontrar con servicios tales como asesoría fiscal, laborable o contable. En definitiva, vamos a tener recursos y asesoramiento a la hora de abrir nuestro negocio, contar con licencia de obras, contratar empleados y darles de alta o por ejemplo llevar las cuentas de nuestra empresa.

Delegar estas responsabilidades en el propio empresario, nunca ha sido buena idea debido a que si no dispone de los conocimientos necesarios, corre el riesgo de sufrir alguna multa en el caso de realizar algún procedimiento mal.

Si estamos en el caso de que tuviera dichos conocimientos, también sería desaconsejable el hacerse cargo de estas obligaciones, en primer lugar porque no es el cometido de la empresa y en segundo lugar, porque estaría mucho mejor invirtiendo el tiempo en el buen funcionamiento de la misma, más allá de la propia gestión financiera.

Visto todo esto, los servicios se tornan bastante importantes, por lo que en este sentido fundamental el acertar a la hora de elegir asesoría. La experiencia en este sector implica varias cosas. Hacer las cosas bien y conocer todos los procedimientos a fondo. Por ejemplo, la Asesoría Gestiun lleva más de 20 años facilitando la vida a las empresas que así lo requieren.

Disponer de una asesoría en la empresa, es como contar con un abogado en la familia. Es un recurso a quien llamar cuando nos sale una gotera en el techo y tenemos problemas con la comunidad de vecinos o cuando un trabajador nos ha robado.

Por supuesto que contar con unos servicios de manera continuada durante todo un año, es mucho más económico que contratar a los profesionales pertinentes en el caso de tener un problema casual. De esta manera, podemos aprovechar sus servicios para quedar despreocupados del buen funcionamiento de la misma y simplemente tener en cuenta que podemos hacer para incrementar nuestro volumen de ventas o llamar la atención de los clientes.

Por todo esto, lo mejor es dejar las funciones de marketing al propio empresario, que se encargue de promocionarse a sí mismo y que deje la calculadora en manos de los que entienden, que son los que al fin y al cabo, le van a hacer mejor las cuentas, de una manera profesional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here