Compartir

Debido a las circunstancias actuales que invitan a no salir de casa y, por supuesto, a la evolución tecnológica que lleva décadas produciéndose, en la actualidad el comercio electrónico está en pleno auge. Diariamente se registran facturaciones por valor de millones de euros. 

Por supuesto, el nivel de competencia es muy elevado. Es por ello que conviene disponer de un portal online que sea atractivo y satisfaga las necesidades de los usuarios. En caso contrario los potenciales clientes recurrirán a la competencia. 

Para evitar que esto suceda, uno de los factores clave se resume en publicar junto al producto varias fotos detalladas. Como es menester, las mismas han de ser de calidad. En este sentido, los madrileños cuentan con los servicios de Maestre Fotógrafo, especializado en la fotografía publicitaria. 

A día de hoy está considerado como uno de los mejores profesionales de Madrid, lo cual no es de extrañar teniendo en cuenta el aumento de ventas que proporciona incluir en la web imágenes tomadas por dicho experto. 

Alta calidad para apreciar todos los detalles 

Fotografías como las elaborados por el citado profesional proporcionan justo lo que los internautas demandan. Es decir, una elevada calidad que permita apreciar con todo lujo de detalles el cien por cien del producto, desde diversos ángulos

La necesidad es clara: poder comprar por Internet de la misma manera que en un establecimiento físico. Para tal fin no basta con una o dos fotos cuya resolución deje que desear. Todo lo contrario. 

A lo ya comentado hay que añadir la necesidad de dar forma a un entorno que sea propicio para convertir el clic o la visita en una venta. Una buena fotografía de producto es aquella que no solamente muestra el artículo en sí, sino que a su vez lo hace con un fondo que resulta agradable en términos visuales y sin que el mismo le quite protagonismo. 

Al tratar de manera frecuente con comercios electrónicos, los fotógrafos publicitarios como el anteriormente sacado a colación saben cómo optimizar los contenidos para que, a pesar de presentar un bajo peso -evitando un consumo excesivo de datos y una carga demasiado lenta por parte del usuario-, el resultado sea bueno a nivel de calidad. 

En comparación con las tiendas online que tienen buenas fotos de sus productos, las que no le dan importancia a dicho aspecto venden bastante menos incluso si tienen precios atractivos o realizan frecuentemente campañas de marketing a través de redes sociales.

Deja un comentario