Compartir

Durante los próximos días tendrá lugar el Xantar 2019, una de las ferias de turismo gastronómico más importantes de nuestro país que este año cumple veinte años de historia. El evento, sin embargo, se suma a la larga lista de eventos y ferias de este tipo que protagonizan el mes de febrero. Nos estamos refiriendo desde al Fitur y el Madrid Fusión, hasta el Alicante Gastronómica, el Gastrofestival de la capital y las Jornadas Gastronómicas de la Galera, entre otros.

Un contexto que el comparador de seguros de viaje Acierto.com ha aprovechado para analizar la situación del gastroturismo, desde un punto de vista tanto social como económico. De hecho, se trata de uno de los tipos de turismo más dinámicos que existen; siempre se encuentra en proceso de mejora y evolución. Pero ¿qué dicen las cifras al respecto?
 

Un sector en pleno auge

Así, los números indican que hasta el 40% del gasto mundial en turismo se destina a gastronomía. Y el crecimiento sector, se ha disparado durante los últimos tres años. Una creciente demanda que lo ha convertido en uno de los segmentos laborales y de negocio con mayores opciones de desarrollo. Y es que el turismo gastronómico resulta clave en la economía, especialmente en el desarrollo de la economía local, pues incentiva desde el comercio y el sector servicios en general hasta la agricultura, la pesca, la ganadería y los medios especializados.

Si hablamos en números, solo la gastronomía supone en España el 33% de nuestro PIB, y da empleo al 20% de los trabajadores. Algo que no nos extraña si tenemos en cuenta que tocamos a un bar por cada 175 personas y que somos uno de los estados del mundo con mayor densidad de este tipo de establecimientos. Solo los nacionales gastamos una media de casi 2.000 euros en bares y restaurantes. Un gasto al que hay que añadir el de los turistas extranjeros. En total, se estima que los turistas -nacionales e internacionales- que buscan experiencias gastronómicas se dejan más de 12.000 millones de euros al año.

Por desgracia, muchos de estos trabajos se encuentran mal remunerados o son estacionales. De hecho (y hasta hace bien poco) el salario de los camareros, barmans, cocineros y otros profesionales del sector de la capital, estaba congelado desde 2013. Por fortuna a finales de diciembre del año pasado se determinó que debía subir un 3%, hasta los mil euros brutos mensuales. También cabe comentar que 1 de cada 5 trabajadores del sector turístico son autónomos.
 

El perfil del turista gastronómico

Al margen de lo dicho y aunque 8 de cada 10 visitantes escogen destino condicionados la gastronomía del lugar, la mayoría de ellos no son turistas gastronómicos puros (estos representan solo el 28%). Eso sí, el perfil está bastante marcado: hombres y mujeres de entre 35 y 55 añoscon un poder adquisitivo medio-alto que viajan en pareja y habitualmente en verano (en estancias de dos o tres jornadas, durante las que gastan un mínimo de 250 euros diarios). Además, se trata de un tipo de turista informado -que visita webs y sitios especializados previamente-, cuyas actividades preferidas son comer en restaurantes, ir de tapas, comprar productos e ingredientes locales y visitar mercados.

Y precisamente porque se trata de un tipo de turista con recursos e informado, el comparador de seguros Acierto.com hace hincapié en que no estaría de más que contratara un seguro de viaje que se hiciera cargo en caso de pérdida de equipaje, retrasos y pérdida de vuelos. Un tipo de póliza que también se responsabilizará en caso de enfermedad -por ejemplo, si tenemos una intoxicación gravísima y contraemos una enfermedad que nos obliga a volver- repatriación en caso de accidente, etcétera. Si nos desplazamos en coche también convendría revisar desde qué kilómetro nos cubre la asistencia en carretera, si nos brinda vehículo de sustitución, nos lleva a nuestro destino, etcétera.

Deja un comentario