Compartir

Mejorar las condiciones laborales, el puesto de trabajo y, por qué no decirlo, el sueldo, es el reto de muchos directivos que durante unos años han visto cómo su poder adquisitivo ha ido perdiendo el impacto que tenía hace apenas una década.

Quienes vivieron los años de bonanza empresarial quieren ir, poco a poco, escalando de nuevo en el organigrama de las nuevas empresas que se han establecido en ciudades como Madrid y por eso buscan ser el objetivo y el candidato que buscan algunas de las empresas de headhunting en Madrid.

Conseguir llamar la atención de un headhunter no siempre es sencillo, pero hay ciertos aspectos que, teniéndolos en cuenta, si la valía acompaña, serán básicos para ser uno de los candidatos con los que contacten.

  1. Actualizar en redes tipo Linkedin los perfiles y tenerlos cuidados. Puede que este sea uno de los primeros filtros que pasa cualquier cazatalentos, un filtro dentro de una plataforma que sirve de altavoz laboral para poder acreditar un tipo de currículum vivo. Hay que tener en cuenta que el headhunter no recibe cv, sino que sale a por ellos.
  2. Cuidar redes sociales: cualquier comentario, imagen o noticia compartida puede acabar siendo clave para la inclusión o exclusión dentro de un proceso de selección de empresas como gdhumancapital.com, una de las principales compañías y consultorías que ayudan a nuevos emprendedores y a empresas ya establecidas a buscar tanto directivos como mandos intermedios cuando existe la vacante. También hay que tener claro que esto es así cuando el candidato ha pasado muchos otros filtros previos sin siquiera saberlo.
  3. La reputación en un sector, los logros obtenidos en otros puestos y por qué no decirlo, la experiencia, son las claves reales para que de primeras ya se hayan fijado en un candidato y lo presenten como opción para cierta vacante.
  4. La red de contactos es vital para cualquier puesto directivo. Muchos acuerdos se consiguen gracias precisamente a la cartera de contactos de tal o cual director de finanzas, de marketing o de cualquier otro departamento. Eso hace que alimentar esa red de contactos deba ser vital si se quiere seguir ascendiendo. Es posible que así, sin saberlo, se llegue a un headhunter.
  5. La versatilidad en los escenarios empresariales es de lo más valorado. Las compañías llevan años adaptándose a los nuevos tiempos y una persona capaz de entender los escenarios de manera rápida y hacerlos de nuevo suyos para conseguir sacar partido es uno de los valores intangibles más demandados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here