Compartir

Ascensión Pedrajas – Portavoz VV Ciudadanos Chamartín

El progreso reside en la individualidad, la capacidad de iniciativa y la competitividad. Por eso los liberales recién nacidos en las Cortes de Cádiz, eran llamados progresistas, en oposición a los absolutistas del que ya, a partir de entonces, se llamó Antiguo Régimen. La quiebra de los poderes absolutos comienza con los brotes en la América del Norte, de los procesos que condujeron a la creación de los Estados Unidos de América y a la consecuente promulgación de la primera constitución de la modernidad, en 1787.

Las políticas socialistas y las conservadoras, sin escapar por los extremos a opciones que aceptan la democracia como cauce para alcanzar el poder, son intervencionistas; el Estado desempeña para ellas un papel predominante que subordina el individuo al colectivo. Eso supone un hándicap importante para el progreso y contribuye a la proliferación de coberturas sociales que aunque se conciben para atenuar o paliar las discapacidades, eventualidades o debilidades, fomentan la improductividad y la dependencia. El viejo adagio liberal de que el dinero donde mejor está es en el bolsillo del que lo gana, tiene un profundo significado; el Estado progresa a través de sus ciudadanos, de sus capacidades y de la competitividad, de donde emanan las fuentes de creación de riqueza y de bienestar.

Ciudadanos es la actualización del entusiasmo que generó la Constitución española de 1812, cuando aparece por primera vez la palabra liberal en el lenguaje político. Con su grafía se incorporó a otras muchas lenguas, en particular al francés y al inglés, y con pocas alteraciones a muchas más. Con ese espíritu, Ciudadanos se ha propuesto incidir a la baja en los impuestos municipales, suprimiendo las tasas a las terrazas de establecimientos de hostelería; bajando entre un 25% y un 50% cuotas, como la del IBI a empresas de ocio, hostelería, comercial, espectáculos o cultural, o como la del IAE a los sectores especialmente afectados por una pandemia que en Madrid, dejará sin trabajo a alrededor de 150.000 trabajadores y situará la tasa de desempleo en el 18%. Estas medidas proporcionan progreso, de ahí el título “El progreso se apoya en  las políticas liberales”  y digo más, las políticas fiscales de Ciudadanos traen progreso, creando empleo y riqueza.

No obstante sería deseable que el estado complementase estas medidas con acciones como,  por ejemplo, promociones de energías renovables y del trasporte, y sobre todo beneficios fiscales para los emprendedores y bajada de impuestos en general.

Deja un comentario