Compartir

Hoy en día, ser feliz en pareja no es algo al alcance de todo el mundo. Sin embargo, la verdad es que si una persona consigue encontrar el compañero de vida ideal, el objetivo de la felicidad podría estar más cerca.

Lógicamente, a lo largo de una relación pueden aparecer confrontaciones, discusiones o incluso ciertos momentos de distanciamiento. Sin embargo, si conseguimos crear una relación sana con nuestra pareja, podremos sentirnos mejor con nosotros mismos. Para ello podemos seguir una serie de consejos y hábitos saludables dentro de la vida en pareja.

Comunicación

La comunicación en pareja es esencial para el buen devenir de la relación. Quizás pueda parecer un mito, una leyenda, pero lo cierto es que la importancia de este concepto es muy grande.

Abrirse a la otra persona conlleva muchas cosas, entre ellas la confianza. Hablando fluidamente y procurando que no haya malos entendidos podremos conseguir apagar cualquier fuego que pueda aparecer.

Dentro de la comunicación tenemos que tener en cuenta el papel que tiene empatizar con la otra persona, intentar saber qué piensa y qué siente antes de sentirnos ofendidos por lo que pueda pensar o decir. Entender a tu pareja es la clave para conseguir ese respeto y confianza que hace falta en una relación de pareja sana.

 Cultivo de la intimidad

Junto con la comunicación, el sexo es una de las partes fundamentales de una relación. Muchas personas piensan que las relaciones sexuales se pueden considerar como el punto más íntimo de una pareja. Aunque parezca mentira, muchas parejas no consiguen tener una vida sexual sana por lo que también también hay que cuidar este aspecto.

Son muchos los beneficios de la práctica sexual (mejora instantáneamente el aspecto de la piel ya que estimula la secreción de agua y la circulación, sanguínea en el momento del orgasmo, eleva los niveles de de inmunoglobulina, alivia el dolor ginecológico, muscular y traumatológico gracias a las endorfinas y oxitocinas que se liberan etc.)

Para lograr una vida sexual sana con tu pareja, además de la comunicación, a muchas personas les funciona salirse de la rutina. Un ejemplo podría ser sorprender a tu pareja con regalos eróticos inesperados o relatando de forma erótica un SexyDream que hayas tenido. Hay que procurar dejar volar a la imaginación para que la chispa se mantenga encendida.

Mismo equipo

Los dos estáis en el mismo equipo. Tenéis el mismo objetivo. Queréis las mismas cosas, por lo tanto, de nada vale mirar por uno mismo y remar hacia la dirección que nos dé la gana. Las decisiones hay que tomarlas en común, sabiendo y teniendo presente que todo lo que hagáis es por el bien de la relación.

Puede parecer que todos estos consejos, o conceptos a tener en cuenta, son bastante evidentes, pero nunca está de más recordarlos al tratarse de algo tan esencial como disfrutar de la vida en pareja. Siempre tendremos que aceptar cosas que no nos gustan o con las que no estemos de acuerdo, pero ahí está la clave: ceder en algunas cuestiones y aceptar a nuestra pareja tal y como es.

Deja un comentario