Compartir

David Sánchez Arroyo, abogado experto en Derecho de Familia y en Extranjería, analiza los problemas a los que se enfrenta su gabinete a diario

David Sánchez Arroyo, abogado y socio fundador de J. Fraile Asesores, ha recibido recientemente el premio Carlos III a la excelencia jurídica. Son ya 21 años ejerciendo el derecho y para Sánchez este reconocimiento significa “un espaldarazo a toda una trayectoria, a una labor bien hecha y, sobre todo, a una preocupación por los clientes”.

La mayor parte de los usuarios acuden a su despacho angustiados o con miedo a lo que se enfrentan. En este sentido considera de gran importancia la capacidad de tranquilizar al cliente, procurando hacerles entender que “todos los problemas tienen una solución, aunque sea más o menos satisfactoria para la persona”.

“Hay casos muy sangrantes, en custodias de hijos pueden pasar años”

Desde su punto de vista, el problema más importante al que se enfrenta a diario es el retraso en los tribunales y en la Administración Pública, que sobre el cliente genera mucha ansiedad: “Hay casos muy sangrantes, en custodias de hijos pueden pasar años”.

El factor emocional motivó a que se especializase en derecho de familia. A tal efecto es crítico cuando se trata de menores, a quienes considera los más perjudicados y desprotegidos. “La madre tiene un abogado, el padre tiene un abogado, pero los menores no. Hay siempre un fiscal en Madrid que se encarga de salvaguardar el derecho de los menores, pero los juzgados en el sur de la región no están especializados en familia. No termino de entender que un niño que vive en Madrid tiene más derecho que el que vive en Parla. La organización de la fiscalía no está bien”, subraya.

Además, junto a un equipo experto, está especializado en derecho de extranjería. En este aspecto destaca la preocupante cantidad de extranjeros que se encuentran en situación irregular, sobre todo en la zona sur de la región. «En España hay una gran cantidad de población en esta situación terrible. Yo creo que tener a tantas personas en una situación irregular, viviendo de una economía sumergida, no beneficia a ningún Gobierno, pero los hay y muchos».

«En el sur de Madrid hay una población de inmigrantes muy importante y eso se tiene que regular»

Con un área de actuación en Parla, Pinto, Móstoles y Madrid, Sánchez se muestra contundente con respecto la extranjería. «En el sur de Madrid hay una población de inmigrantes muy importante, superior a la que puede haber en el norte de Madrid. Muchos no tienen permiso de residencia y eso habría que resolverlo, se tiene que regular».

A esto alude a que en general se tiene la tendencia de pensar que vienen a aprovecharse del sistema, pero insiste en que el empresario también es partícipe. «Todos tenemos que concienciarnos de que es un problema que no solo se tiene que resolver desde un punto de vista legal, también hay que resolverlo desde un punto de vista moral».

Por último, a lo largo de su trayectoria el letrado confiesa haber conocido facetas de sí mismo que desconocía a través de sus clientes, como la paciencia y su capacidad de tranquilizar a las personas. «Para mí es muy importante. Todos los clientes te aportan algo, siempre te quedas con algún detalle, sobre todo a conocer o a vivir«.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here