Compartir

Pons ha querido referirse en primer lugar, a un tema poco tratado en referencia a la crisis con Cataluña. Sobre la “unión transfronteriza”, subraya que un Cataluña independiente saldría automáticamente de esta. “Esto significa que tendría que levantar fronteras terrestres, marítimas y aéreas con el resto del territorio europeo, o poner una frontera con pinchos entre Vinaroz y Alcanar”, ha declarado.

Explica que en la UE tienen muy claro que “no se trata de la independencia de Cataluña, sino de romper por la fuerza la Constitución Española”. En este sentido, recuerda que España lleva mucho tiempo formando parte de la UE y como comparte sus mismos principios, “ahora esta nos respalda”.

En este contexto, el vicepresidente primero del GPP en Europa, ha querido dejar claro que la Constitución no puede cambiarse por la fuerza en la calle y que ningún país aceptaría que sus constituciones se cambiasen así. Además indica que la confluencia de las extremas izquierdas con los independentistas hace que el proyecto de segregación sea mucho mayor.

En este punto, Pons asegura que “el referéndum del próximo domingo no es solo contra España, sino también contra la UE. Después del Brexit el futuro de la UE se juega en España o en esa parte de España que con todo el cariño llamamos Cataluña”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here