Compartir

Siguiendo con el objetivo de modernizar la flota de vehículos de los que dispone la Policía Local, el Ayuntamiento de Boadilla  ha incorporado otros seis vehículos todoterreno, Toyota RAV4 híbridos, equipados con el material necesario para realizar la labor policial así como con desfibrilador y botiquín de primeros auxilios avanzado. Los nuevos  4×4 permiten patrullar tanto por la ciudad como por el monte.

Estos vehículos se suman a los otros seis Nissan Quasquai 4×4 y las dos motos eléctricas que recientemente se incorporaron a la flota de la Policía. El 30 % de los vehículos de los que disponen cuentan ya con etiqueta cero o etiqueta eco.

El objetivo final es la incorporación de 21 nuevos vehículos con los que mejoran los medios técnicos para el desempeño de la labor de los agentes.  

Deja un comentario