Compartir

Desde el año 2015 lleva el Alcalde tras una revisión catastral para los inmuebles del municipio de Galapagar. Más de 2 años solicitándolo, que por fin han concluido con una respuesta positiva por parte de la Dirección General del Catastro que ha contestado a las peticiones de Daniel Pérez Muñoz para, de cara al año 2018, revisar a la baja el valor catastral de las viviendas en un 9%.

Y es que ya desde hace años, Daniel Pérez Muñoz se refería a la “una injusta situación tributaria para los vecinos de Galapagar” originada por la última revisión del año 2011 y urgía una actualización de los precios para que se pudieran adecuar a los valores reales del mercado. Y así es tal y como se verá reflejado a partir de 2018, con un descenso del 9% de los valores catastrales, lo que sumado a la bajada del tipo impositivo en 4 puntos, aplicada este año 2017, supone una reducción acumulada del IBI del 15% en tan sólo 2 años para los vecinos de Galapagar.

Recordemos que esta bajada del IBI es un compromiso del regidor galapagueño con las familias de Galapagar. La primera medida en este sentido la adoptó creando las bonificaciones de hasta el 5% por acogerse al sistema especial de pago, luego el año pasado logró bajar el tipo impositivo del 0,61% al 0,57% y ahora, un último paso se dará en el 2018 con este esperado anuncio de la revisión a la baja de los valores catastrales de las viviendas de Galapagar. Además hay que recordar que esta bajada afecta al Impuesto de Plusvalía para las viviendas que se vendan o se transmitan, impuesto que también este año 2017 se ha visto reducido un 40%.

Más de 1,3 millones de ahorro en impuestos para los galapagueños

Según los cálculos del Concejal de Hacienda, Juan Antonio Francés, en caso de no bajar estos impuestos la recaudación del IBI para el año 2018 sería de 1,1 millones de euros más respecto al 2107. En el caso del Impuesto de Plusvalía, esta recaudación prevista ascendería a 180.000 euros más respecto al 2017. En consecuencia, son 1,3 millones de euros que las arcas municipales no recaudan y que se quedan en los bolsillos de los vecinos de Galapagar.

Si sumamos esta cifra a los 2 millones de euros que este mismo año se ahorran los vecinos, gracias a las actuales bajadas del IBI y la Plusvalía, podemos decir que, en sólo 2 años, los galapagueños se ahorran 3,3 millones de euros en impuestos.

Para Daniel Pérez Muñoz, el tema de los impuestos es ya un compromiso y un empeño personal. “No me cansaré de repetir que el dinero donde mejor está es en el bolsillo de los ciudadanos y había que resolver la injusta situación de los galapagueños con el IBI por la última revisión catastral del Ministerio de Hacienda”. Y es que, a juicio de Daniel Pérez Muñoz, “la última revisión incrementó de manera muy significativa el valor de los inmuebles en Galapagar incrementando por consiguiente el Impuesto sobre Bienes Inmuebles y afectando a la economía familiar de los vecinos”.

Deja un comentario