Compartir

Para ayudar a financiar los numerosos gastos que ha supuesto adaptar los centros  educativos públicos del municipio a las nuevas normativas y protocolos de  seguridad COVID-19, el Ayuntamiento, a través de la concejalía de Economía,  Empleo e Innovación y Educación, ha puesto en marcha una línea de ayudas de  hasta 150.000 euros. “Es el momento de que nuestros colegios y centros  educativos sientan el apoyo de su Ayuntamiento; porque les hemos confiado la  salud y la educación de nuestro bien más preciado, nuestros hijos”, destacó José de  la Uz, alcalde del municipio. 

Mediante un convenio, aprobado por la Junta de Gobierno, y que se firmará con los  20 colegios públicos, institutos y escuelas infantiles, se repartirán ayudas a partir de  4.500 euros en función del número de alumnos de cada centro, para subvencionar  cualquier gasto relacionado con la pandemia: servicios de enfermería, labores de  limpieza y desinfección, cartelería y señalización, material de seguridad, EPIs, etc.

Deja un comentario