Compartir

La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, de la mano del Parque Regional del Curso Medio del Guadarrama y en colaboración con el Ayuntamiento de Boadilla, continúa con las labores de limpieza en las zonas del monte que resultaron más afectadas por el temporal Filomena. Después de haber actuado en las franjas de seguridad y cortafuegos, ahora se está trabajando en unas 20 hectáreas de monte. 

Los operarios están procediendo a la tala de árboles afectados y a la retirada de restos de encinas sueltas que están secas. El Ayuntamiento está colaborando en estas tareas, trasladando  y almacenando los restos  para posteriores repartos de leña entre los vecinos.

La inversión aproximada para estos trabajos asciende a unos 100.000 euros. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here