Compartir

La participación del Ayuntamiento de Valdemorillo en el segundo programa de Ayudas para la Renovación de la Instalaciones de Alumbrado Exterior Municipal, que implicaría una ayuda cifrada en más de tres millones de euros para hacer viable y efectiva esta importante y necesaria mejora, ha quedado en suspenso ante la postura de los grupos de oposición, que mayoritariamente votaron la retirada de esta propuesta del orden del día del pleno celebrado el pasado 18 de mayo.

Una decisión que asombró a los representantes de las urbanizaciones y que contrasta con la postura defendida en una anterior sesión en la que se llevó inicialmente, y en la que los concejales de Si se Puede e Izquierda Unida votaron a favor de la medida. Así, por el momento queda paralizada la solicitud de la citada ayuda, que de otorgarse tendría 0% de interés para el Consistorio, con un plazo de devolución en diez años, siendo el primero de carencia, sin ningún tipo de comisión y exento igualmente de presentar garantía.

De hecho, los quince presidentes de las grandes urbanizaciones de Valdemorillo apoyan esta propuesta, dado el beneficio que la misma puede deparar tanto en estos núcleos residenciales como en el casco urbano. Y es que de los 5,300 puntos de luz (farolas) que forman la red local de alumbrado público, el estudio realizado para proceder a la citada sustitución implica la intervención en 5.279, la práctica totalidad, por tanto, salvo los 71 puntos que actualmente se ajustan a normativa. Porque precisamente se trata de adecuar este servicio de alumbrado a lo dispuesto por ley, asegurando con ello el no menos necesario ahorro energético. Un ahorro que, en la práctica, alcanzaría hasta el 73%, o sea, el equivalente a 901 toneladas de CO2.

Pero además, de ejecutarse esta actuación se lograría un ahorro no menos considerable para las arcas municipales, que de soportar anualmente un coste en esta materia cifrado en unos 341.963 euros, quedaría rebajo a una cifra notablemente inferior, 93.211 euros al año. Y también notorio sería el tercero de los ahorros a alcanzar, el aplicable al plano del mantenimiento, que se rebajaría en otro 80%.

Deja un comentario