Compartir

Desde la Concejalía de Salud del Ayuntamiento de Alcorcón que dirige el edil, Antonio Ramírez, lanza unos consejos para poder tratar de manera efectiva y saber diferenciar los síntomas tanto de la gripe como del resfriado.

Gripe o Resfriado

Aunque la gripe y el resfriado pueden ser muy similares, es importante saber diferenciar los síntomas de cada dolencia para tratarla de forma efectiva.

En el caso del resfriado, el goteo nasal es uno de los primeros síntomas, sin embargo, si se padece gripe, la nariz suele estar despejada. Otro de los síntomas más comunes ante un resfriado es el estornudo. En caso de la gripe, solo ocurre ocasionalmente.

El picor de ojos, aunque es un síntoma que suele asociarse más con un proceso alérgico, es frecuente que aparezca durante este proceso. Durante la gripe, el picor de ojos aparece muy raramente.

Con la gripe suele darse fiebre, en el caso de un resfriado, esta aparece pocas veces y no suele ser alta. Los típicos dolores musculares y de cabeza son característicos de la gripe, solo aparecen raramente en el resfriado. El dolor de garganta si es característico del resfriado.

Uno de los puntos en común entre el resfriado y la gripe es la tos. Por lo cual, la señal que te permitirá identificar si se trata de una cosa o de la otra será la mucosidad. La tos puede aparecer en el resfriado y a veces puede venir acompañada de mucosidad, la tos no productiva es síntoma de la gripe.

Desde la Concejalía de Salud se insta a los vecinos a que acudan, en primer lugar, al Centro de Salud más cercano para no producir una sobresaturación del servicio de Urgencias de los Hospitales.

Consejos

Mantener reposo o aumentar el consumo de líquidos es primordial para disminuir los síntomas de la gripe y el resfriado. Utilizar medicamentos bajo orientación médica para aliviar el dolor, el malestar y acelerar la recuperación y realizar gárgaras con agua y sal, ayuda a eliminar las flemas, aliviar el dolor y la inflamación de la garganta. Una gripe mal curada puede pasar factura. Así que no se debe restar importancia. Si se actúa ante los primeros signos de malestar, será mucho más leve. Si aun así los síntomas empeoran o no nota mejoría en una semana, es importante avisar al médico.

Deja un comentario