Compartir

El contrato de arrendamiento, tipo renting, de diferentes vehículos con destino a la Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón SA (ESMASA) fue fiscalizado por la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid, sin que este organismo apreciara o manifestara reparo alguno al mismo. El “Informe de Fiscalización de la Contratación incluida en el ámbito de aplicación de la Ley de Contratos del Sector Público celebrada por los entes, organismos y entidades del sector público madrileño, ejercicio 2014”, que incluye una relación de contratos solicitados por la Cámara de Cuentas, entre los que se incluye el contrato de renting de vehículos de Esmasa, fue aprobado por acuerdo del Consejo de la Cámara de Cuentas el 29 de diciembre de 2016. En dicho informe, la Cámara no muestra reparo alguno al expediente de contratación, ni manifiesta ninguna observación o anotación al respecto.

La Cámara de Cuentas es el órgano de control externo al que corresponde el control económico presupuestario de la Comunidad de Madrid. Su función fiscalizadora consiste en comprobar la adecuación de la actividad económica, presupuestaria, financiera y contable del sector público madrileño a los principios de legalidad, eficacia, eficiencia y economía.

A pesar del informe favorable de la Cámara, y para verificar el proceso de selección de ofertas realizado por los técnicos municipales, la dirección de la empresa ha abierto un expediente indagatorio con el fin, según ha señalado el presidente de Esmasa, Ignacio Gonzalez Velayos, de “despejar definitivamente cualquier atisbo de duda de aquellos que pretenden empañar el buen nombre de Esmasa y de sus trabajadores”.

Deja un comentario