Compartir

En España se producen 30.000 muertes al año por parada cariorrespiratoria. Por cada minuto que se pierde sin atender a una persona victima de una parada cardiorespiratoria se pierde un 10% de probabilidades de supervivencia. Las estadísticas dicen que en España las posibilidades de sobrevivir a una parada cardiaca en la calle oscilan entre el 5% y el 10% y es que, según los estudios, existen 2,6 desfibriladores por cada 10.000 habitantes.

Arroyomolinos se convierte en ciudad cardioprotegida tras la instalación de 17  desfibriladores fijos en los últimos días. Los equipos DESA se han instalado en la Ciudad Deportiva La Dehesa y los polideportivos de Los Mosquitos y El Torreón, en los colegios e institutos públicos de la localidad, en la Piscina La Dehesa, en el Ayuntamiento de Arroyomolinos, en el Centro de Mayores, en el Centro Polifuncional, en la Concejalía de Urbanismo y Hacienda, en el Auditórium de Arroyomolinos y en Policia Local.

Aparte de los 17 equipos DESA fijos que se han instalado, también se han adquirido dos  equipos móviles. Uno de ellos irá ubicado en un vehículo de Policia Municipal. El otro equipo móvil está previsto para un coche de Guardia Civil del puesto de Arroyomolinos que se hará entrega de dicho desfibrilador próximamente. Además, Protección Civil de Arroyomolinos ya tiene, actualmente, un equipo DESA móvil y, también, otro “desfibrilador entrenador” para impartir formación.

El Ayuntamiento de Arroyomolinos, desde la Concejalía de Seguridad Ciudadana, ha dado prioridad a esta segunda fase de ciudad cardioprotegida y ha querido ir un paso más allá. Tras encontrar disponibilidad y ofrecimiento por parte de los responsables de las farmacias de Arroyomolinos, se va a dotar en unas cuantas semanas de estos dispositivos a las tres farmacias de la localidad.

Un aspecto fundamental para que Arroyomolinos sea considerada ciudad cardioprotegida, no es solamente dotar los espacios públicos de desfibriladores, sino también enseñar y formar en su uso.

Es básico impartir la formación necesaria a un abanico de personas y empleados públicos. En este caso el Ayuntamiento de Arroyomolinos va a impartir formación a 150  trabajadores públicos, una formación que ya ha comenzado y que a fecha de 25 de mayo de 2018 habían recibido 57 personas.

Dicha formación esta siendo impartida por profesionales graduados en enfermería y especializados, a su vez, en formación para el uso de desfibriladores y la atención ante una parada cardiorespiratoria.

La inversión en está segunda fase ha sido de 28.000 euros y corre a cargo de la empresa Caryosa. Los Desfibriladores DESA se ubican dentro de una cabina en sus lugares de instalación. Contienen parches para personas adultas y parches pediátricos para niños. Una vez que es necesario su uso y nada más abrir la cabina para sacarlo se conecta automáticamente con el 112. Desde ese momento la persona que vaya a  usarlo para atender a un paciente va a estar monitorizado con el 112 y un experto en emergencias. Pueden usar los desfibriladores las personas que tengan la formación adecuada o que, en ese momento, autorice el 112 porque considere que tiene la suficiente habilidad y empaque para afrontar una situación de emergencia.

Cada desfibrilador esta referenciado y registrado por la Comunidad de Madrid y los servicios de emergencia para conocer su ubicación exacta y poder atender cualquier situación y mandar los medios oportunos.

Con la instalación de estos desfibriladores semiautomáticos y la formación que se está impartiendo Arroyomolinos puede ser considerada una ciudad cardioprotegida.
El Alcalde de Arroyomolinos, Carlos Ruipérez, ponía en valor: “La importancia de la formación. La instalación de una veintena de desfibriladores en Arroyomolinos es fundamental pero la formación es una arista ineludible. Esa formación es necesaria no solo para el uso de los DESA, si me apuran, para tener unos conocimientos básicos de como reaccionar ante una situación de estas características. Agradecer el interés y colaboración de las farmacias en este proyecto. Conseguir ser una ciudadcardioprotegida era una prioridad y un objetivo que, entre todos, hemos logrado alcanzar.”

El Concejal de Seguridad Ciudadana, Juan José Lopez, destacaba: “Se han seleccionado las ubicaciones fijas de los desfibriladores de forma cuidadosa y concienzuda para dar una amplia cobertura a la ciudadanía y a todos los perfiles de edades. Hemos seleccionado edificios con actividades deportivas y con un importante tránsito de personas. Además, queríamos ir un paso más allá con una red de desfibriladores móviles y con la inestimable colaboración de las farmacias de la ciudad. En las próximas semanas se acabará la formación específica hasta alcanzar las 150 personas formadas.”

Deja un comentario