Compartir

Con la idea de inyectar liquidez a autónomos, comercios y pequeñas y medianas empresas, el Ayuntamiento de Arroyomolinos ha decidido aprobar una modificación del calendario fiscal para este año 2020, que afectará a varios impuestos y tasas, retrasándose los períodos de pago o fraccionando los cobros.

Esta modificación posibilitará el retraso del pago del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) y de la Tasa de Vados, hasta el próximo 17 de julio. Además, también se permite fraccionar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en cinco plazos a todos aquellos vecinos que se han visto afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) o por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), autónomos con domicilio fiscal en Arroyomolinos y titulares de pequeños comercios.

Además, si por causa de esta crisis, los acogidos al Sistema Especial de Pagos (SEP) devuelven alguno de los plazos de los impuestos que paga por este sistema, se le pasará al cobro a la finalización del plazo establecido normalmente, noviembre, dejando sin efecto, además, la posibilidad de que se le excluya del SEP por dos años al haber realizado una devolución.

Deja un comentario