Compartir

El grupo municipal de VOX en el Ayuntamiento de Fuenlabrada pedirá en el Pleno del ayuntamiento del mes de marzo, que el gobierno socialista de Javier Ayala revoque el convenio del ‘Plan Sanea’ con el Canal de Isabel II por el que el alcalde ha decidido repercutir a los vecinos en complementos al recibo del agua 62 millones de euros durante los próximos 30 años.

Los vecinos de la ciudad vienen observando desde hace unos meses una inesperada subida que nadie ha salido a explicar desde el grupo de Ayala. Dicha subida tiene su origen en el Convenio firmado el 21 de julio del año pasado entre el alcalde y representantes del Ente Público Canal de Isabel II y del Canal de Isabel II S.A. Dicho convenio, del llamado ‘Plan Sanea 18-30’, regula las condiciones en las que se realizará el pago de las obras que el Canal llevará a cabo en nuestra ciudad. 

Según reza en el literal del convenio “estas cantidades podrán ser financiadas por las vías previstas en los Convenios de Alcantarillado firmados con los Municipios, entre los que se encuentra la fórmula de financiación con cargo a cuotas suplementarias en la tarifa del alcantarillado”. Y aquí es donde se encuentra el meollo de esta cuestión.

Aunque pudiese parecer que la entidad que propone la subida del recibo es el Canal, muy al contrario, es el propio gobierno de la ciudad el que ha tomado la decisión de repercutir dichas cuotas a los fuenlabreños. Y es que en el apartado quinto de dicho convenio se explica con total nitidez lo siguiente: 

“Sin perjuicio de los anterior, los Ayuntamientos que lo deseen pueden financiar directamente las referidas obras con cargo a su presupuesto”. Esta opción no ha sido ni planteada, ni por supuesto discutida en el Pleno por parte del ejecutivo socialista local.

Es más, tal y como se recoge en el apartado ocho del citado convenio: 

“El Ayuntamiento manifiesta su voluntad de financiar las obras previstas en el Plan Director, y contempladas en su solicitud de adhesión al Plan Sanea, mediante la aplicación de una cuota suplementaria a la tarifa de alcantarillado”

Tal y como indicamos en el tenor literal de la moción presentada por nuestro grupo municipal: “Lo que tampoco ha explicado el equipo socialista de Ayala, ni el propio alcalde, es que según se detalla en los anexos y estipulaciones de dicho convenio, el irresponsable gobierno de la ciudad ha hipotecado a los vecinos algo más de 62 millones de euros (62.020.122,80€) a pagar en los próximos 30 años, cuando podía y debía haber sido asumido en los presupuestos municipales en ese mismo periodo de tiempo”.

La portavoz de nuestro grupo municipal, Isabel Pérez, ha calificado como “una tropelía política incalificable la decisión tomada por el equipo socialista que está al frente de la ciudad. Ayala y los suyos, en otra maniobra oscurantista y de espaldas a la ciudadanía, han hipotecado a todos los fuenlabreños en dos millones de euros al año durante los próximos 30. Es decir, por ejemplo, el dinero que nos cuesta a todos el capricho de la concejalía de Feminismo y diversidad”. Pérez ha añadido que “Ayala ha tenido meses para explicarle a los vecinos que la razón de ‘las cuotas complementarias’ que aparece en el recibo del agua la ha tomado él, que los fuenlabreños van a pagar durante 30 años esa cuota porque lo ha cedido él. Lo que les podía haber dicho también es que podía haber tomado la decisión de asumirlo con Presupuesto Municipal. Es decir, hacer lo que el socialismo nunca hace: beneficiar a todos. Ellos son más de beneficiar a unos pocos, los suyos; para perjudicar a muchos, los demás”.

Deja un comentario