Compartir

El ganador del Grammy al mejor álbum de blues contemporáneo, Fantastic Negrito, traerá su álbum debut “The Last Days of Oakland” a Madrid, un trabajo que él mismo enmarca como “blues con actitud punk”.

Una de las colecciones musicales más crudas (sonora y emocionalmente) publicadas el pasado ejercicio, repleta de una perspectiva vital ganada a base de golpes… Urgente y visceral. Rabia, protesta y autobiografía. Tras pasar años en terapias contra el dolor por un accidente de coche que en 2000 le mantuvo semanas en coma, se muestra como alguien con las cicatrices que solo tienen los supervivientes. Un luchador que logró ganar en 2015 el Tiny Desk Contest que organiza la NPR (radio pública estadounidense), un concurso cuyo objetivo es descubrir talentos desconocidos y sin contrato discográfico; la emisora lo escogió vencedor entre casi siete mil aspirantes. Para participar envió un vídeo con él y su grupo interpretando en un ascensor de carga de Oakland su canción “Lost In A Crowd”. “Fue su pasión, su voz y su banda lo que nos convenció. Estamos orgullosos de nuestra elección”, comunicó NPR.

Tan sutil y sofisticado como dispuesto a poner la quinta marcha a su slide, este hijo de una familia de quince de la Bay Area californiana llegó a firmar en los 90 un contrato con Interscope Records, pero aquella historia acabó en agua de borrajas. La de ahora va en serio y ya ha cruzado el Atlántico. Lo hizo pronto, solo hay que recordar lo que escribió el irlandés Pure M de su primer single, “Working Poor”: “¿Alguna vez te preguntaste cómo sonarían Robert Johnson o Lead Belly en el siglo XXI? Por supuesto que sí. Escucha esto. El blues clásico del Delta suena renacido por este artista, retorcido con poderoso y contemporáneo soul y funk. Maldita sea, es excitante y sexy”. Poco después fueron llegando las reseñas mayestáticas del álbum, como la del británico Classic Rock Magazine: «Una gran obra de deslumbrante amplitud y originalidad, que proclama un talento que brilla con luz cegadora en la oscuridad post-Prince».

Deja un comentario