Compartir

La pintora castellonense María Griñó, hija del pintor y humorista de la Warner Bros Daniel Aparici Traver Griñó, desembarca en Madrid con su primera exposición individual en la capital. La sala Feel & Flow Elena Rey Galería de Arte será el escenario de esta presentación ante el público madrileño. La inauguración tendrá lugar este mañana viernes 3 de noviembre, a partir de las 20.00 horas, con la presencia de la artista.

El despertar artístico de María Griñó coincidió en el tiempo con el fallecimiento de su progenitor, a principios de 2008. Seguramente un acicate para esta ilustradora y diseñadora que sin saberlo, siempre había trabajado entre lápices y pinceles a la espera de su paso definitivo. Es entonces cuando inicia su carrera artística realizando exposiciones primero por el ámbito castellonense y poco a poco con incursiones en Cataluña, además de numerosas colectivas en las tres provincias de la Comunitat Valenciana, Barcelona, Sitges, Madrid, Málaga, Lugo, Oporto (Portugal) y Berlín (Alemania).

Ahora llega a Madrid con un bagaje de casi una década de exposiciones y toda una vida ligada al arte. Alrededor de veinte piezas que recorren las diferentes etapas creativas de María Griñó. Desde sus primeras mujeres-tocado, -como las bautizó la crítica de arte Patricia Mir-, hasta sus trabajos más recientes. Una colección de mujeres de formas rotundas, poderosas cabelleras, generalmente un solo ojo y bocas menudas. La alegría y desenfado de sus primeras etapas donde las féminas tañen instrumentos o juegan a las cartas se va tamizando poco a poco con un toque de seriedad y, por qué no decirlo, un plus de reivindicación feminista. “Con el tiempo he ido eliminando parte del cuerpo de mis mujeres para centrarme en el rostro y la cabeza. Quiero mandar un mensaje de que el cuerpo es lo de menos. Las mujeres somos listas, despiertas y tenemos un gran potencial”, ha reconocido la artista recientemente.

SONY DSC

Los elementos florales y vivos, junto a los grafismos, que habitan entre sus cabellos ensortijados son el gran aliado de estas todopoderosas mujeres creativas y seguras de sí mismas. Emanan autoridad y energía. Los fondos son otro recurso que María Griñó emplea con inteligencia para reforzar o compensar los volúmenes.

Sus primeros referentes claramente ligados al mundo del cómic con el uso del negro para realzar el dibujo, el Pop Art por el empleo de colores planos o las estampas japonesas que rechazan la perspectiva y los planos de profundidad han quedado ya superadas. María Griñó ha sabido evolucionar sobre su misma pintura, buscando nuevas formas y volúmenes, ideando nuevas fantasías con altas dosis de carga autobiográfica. María Griñó conoce bien los códigos del arte y sabe cómo sacar el máximo provecho de sus cualidades como dibujante. Disfruta de un periodo de madurez creativa que quiere compartir ahora con el público madrileño.

La exposición de María Griñó en Feel & Flow Elena Rey Galería de Arte (Moratín, 20) de Madrid podrá visitarse hasta el próximo 12 de noviembre en el horario habitual de la sala de miércoles a jueves de 17.00 a 20.30 horas, viernes y sábados de 11.00 a 14.00 y de 17.00 a 22.00 y domingos de 11.00 a 14.00 horas.

Deja un comentario