Compartir

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, acompañado de la vicealcaldesa, Begoña Villacís; los delegados de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero y de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes; del concejal delegado de Vivienda, Álvaro González, y la concejala de Villa de Vallecas, Concha Chapa, colocó la primera piedra de las obras de urbanización de Valdecarros. Este ámbito contiguo al Ensanche de Vallecas es la mayor actuación urbanística de España y una de las últimas grandes bolsas de suelo de Madrid y constituye uno de los desarrollos que componen la Estrategia del Sureste, junto a Los Berrocales, Los Ahijones, El Cañaveral y Los Cerros.

El ámbito, que se extiende por más de 19 millones de metros cuadrados, contará con una superficie edificable de 7,7 millones de metros cuadrados en los que se levantarán más de 51.600 viviendas, de las que más de la mitad, unas 28.400, tendrán algún tipo de protección.

En el acto de colocación de la primera piedra, Almeida ha subrayado que “Valdecarros es una metáfora de cómo debemos encarar el futuro de la ciudad de Madrid tras la pandemia y su recuperación económica”, así como “el mantenimiento de esa cohesión social que es fundamental para poder seguir progresando” y que, según el acalde, parte “de la necesaria colaboración público-privada que ha de incrementarse” y que “es el camino que nos va a permitir seguir siendo el motor económico de España y también un modelo de convivencia y de bienestar social”.

El alcalde ha agradecido a la Junta de Compensación de Valdecarros, a la EMVS, al distrito de Villa de Vallecas y a las áreas de gobierno implicadas “haber mantenido el pulso en tiempos convulsos en lo político, en lo económico y en lo social” hasta hacer realidad el desarrollo de la primera fase del proyecto, lo que ha permitido al Consistorio “tener la agilidad y la capacidad de dar respuesta a las demandas que nos reclamaba Valdecarros y el conjunto de los desarrollos del sureste”.

La vicealcaldesa Villacís ha destacado, por su parte, que desde el Ayuntamiento de la capital se apuesta por “la confianza en los proyectos, en la empresas, por la voluntad de ponerse a trabajar y por las políticas liberales” que “han demostrado su funcionamiento” y que han llevado a “desbloquear en apenas dos años la construcción de más de 100.000 viviendas en los desarrollos del sureste, otras 11.000 en Madrid Nuevo Norte y más de 400 en la zona de Cuatro Caminos” para logar una ciudad que está, de verdad, “al servicio de los madrileños”.

Desarrollo verde y movilidad sostenible

El nuevo desarrollo potenciará las zonas verdes y los espacios arbolados, que supondrán 6,9 millones de metros cuadrados de superficie y que se sumarán al Bosque Metropolitano, la gran infraestructura verde que rodeará la ciudad. En esta apuesta por la mejora de la calidad ambiental, todas las viviendas estarán situadas a menos de 200 metros de una zona verde.

El proyecto tiene como uno de sus principales objetivos dotar a este espacio de una movilidad sostenible. En este sentido, la mayor parte de la superficie tendrá una pendiente inferior al 3 %, lo que contribuirá a facilitar la accesibilidad a pie y el uso de medios de transporte como la bicicleta o el patinete. Asimismo, se prevé que la red de transporte público cuente con un gran intercambiador de transportes situado en la zona central del desarrollo, que dispondrá de varias líneas de autobuses urbanos, metro y tren ligero de superficie.

Motor para el empleo

Los trabajos de urbanización serán financiados y ejecutados por la Junta de Compensación de Valdecarros y contarán con la supervisión del Área de Obras y Equipamientos. El desarrollo del proyecto que hoy arranca se dividirá en ocho etapas, de manera que pueda adaptarse a las necesidades de la ciudad en cada momento. La inversión total acumulada en el nuevo ámbito ascenderá a casi 7.700 millones de euros. Se estima que los trabajos supondrán la creación de unos 480.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here