Compartir

El Consejo de Gobierno ha aprobado en su reunión celebrada hoy la adjudicación de un bloque de contratos por un total de 17,9 millones de euros para impulsar la reeducación y reinserción de los menores infractores.

La Comunidad de Madrid es la región con las tasas más bajas de infracciones penales y condenas a menores

Así, se ha dado cuenta de la adjudicación de la gestión de dos de los centros de ejecución de medidas judiciales adscritos a la Consejería de Justicia a través de la Agencia para la Reeducación y Reinserción del Menor Infractor (ARRMI). Se trata de los centros El Laurel y El Lavadero, para los próximos dos años y por un importe conjunto de 13,5 millones de euros.

El objetivo de este contrato es la gestión de las 40 plazas del centro El Laurel, especializado en casos de maltrato a padres, paternidad responsable y violencia de pareja. Además, incluye 45 plazas de El Lavadero, que dispone de un mínimo de 15 plazas específicas para la intervención terapéutica en desintoxicación de drogas y abuso de sustancias tóxicas.

SEIS CENTROS EN LA COMUNIDAD

ARRMI gestiona seis centros de ejecución de medidas judiciales en la Comunidad de Madrid: cinco en Madrid capital –de titularidad pública- y uno en Brea de Tajo. Tres de ellos están gestionados de forma directa por la Comunidad con personal propio, mientras que los otros dos lo están de forma indirecta mediante un contrato de gestión. En total, los centros de ARRMI ofrecen 261 plazas en régimen cerrado, semiabierto y abierto para la atención a menores que cumplen medidas judiciales por distintos tipos de delitos.

Deja un comentario