Compartir

La Presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, visitaba el sábado 18 de abril la localidad madrileña de Arganda del Rey, concretamente a la finca La Isla, que el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA). Allí se reunía con un grupo de agricultores procedentes de Rivas Vaciamadrid, Villarejo de Salvanés y Quijorna para conocer de primera mano las dificultades con las que se está encontrando el sector. Ha estado acompaña de la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín.  

Presentación de Díaz Ayuso

Díaz Ayuso ha destacado que el Gobierno regional ha puesto en marcha esta semana un plan específico para apoyar al sector primario y a la industria asociada para minimizar el impacto en ventas ya que muchos canales de distribución de alimentos como los hoteles, los restaurantes o los bares han cerrado.

Una de las diez medidas que contempla este plan regional es la donación a los agricultores madrileños de 451.000 plantones de diferentes variedades agrícolas, desarrollados por una empresa española con proyección internacional dedicada a la biotecnología que trabaja junto con el IMIDRA. Van dirigidos a 500 agricultores madrileños para agradecerles el esfuerzo constante que están realizando desde los campos y los viveros de la región para abastecernos de frutas, verduras o cereales, entre otros cultivos. “Van a servir de palanca para que nuestros agricultores sigan adelante con sus plantaciones y puedan adelantarlas y tener unas cosechas más fructíferas durante estos meses tan complejos”, ha dicho Díaz Ayuso.

«Lo más importante es la promoción de los productos autóctonos, el Gobierno está comprometido con acercar la tierra a la mesa y la explotación agraria a cada uno de los restaurantes y cocinas de los madrileños.»

Isabel Díaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid

Este plan, que beneficiará tambiéna la industria agroalimentaria madrileña, que da empleo directo a más de 20.000 personas. Se incluye abonar los pagos de la Política Agraria Común (PAC) antes del 30 de junio, así como adelantar el pago de las subvenciones que reciben las seis figuras de calidad diferenciada, como por ejemplo el vino y el aceite. El objetivo es dar liquidez a las familias, profesionales y empresas madrileñas que viven y trabajan en el campo.

También contempla la puesta en marcha de una campaña para fomentar el consumo de productos de la región. Además, se impulsarán canales de venta alternativos a los que ahora se encuentran cerrados para dar salida a determinados productos en los que la crisis actual está generando excedentes, como es el caso del cabrito y el cordero.

Deja un comentario