Compartir

La Comunidad de Madrid pondrá en marcha en los próximos meses un Plan de gestión de agua para afrontar fenómenos meteorológicos extremos, tal y como ha anunciado la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, durante la inauguración del III Congreso Internacional de Sostenibilidad Medioambiental (CSIM) organizado por la revista Cambio 16.

Martín ha explicado que “se trata de un conjunto de medidas de prevención frente a sequías, inundaciones y otras situaciones atmosféricas adversas, que reforzará el liderazgo de la Comunidad de Madrid en la gestión de agua a través de Canal de Isabel II”.

“Este Plan contemplará actuaciones que van desde la implantación de sistemas de alerta temprana en los embalses de la región, hasta la puesta en marcha de nuevas infraestructuras de drenaje urbano sostenible y retención de lluvias que sirven para captar, tratar o almacenar el agua con el fin de poder aprovecharla posteriormente en diversos usos”, ha ahondado.

La consejera madrileña ha indicado que este documento contempla que el Ejecutivo autonómico facilite que todos los municipios cuenten con planes directores y la financiación necesaria para renovar sus redes de alcantarillado antes de 2030, lo que repercutirá en la salud y bienestar de los ciudadanos.

La Comunidad de Madrid depura, a través de Canal de Isabel II, el 100% de las aguas residuales y devuelve a los ríos el 90% de la regenerada. “Somos un claro ejemplo de cómo se puede gestionar de forma óptima el ciclo integral de este recurso natural”, ha enfatizado Martín durante su intervención.

PLAN DE DESCARBONIZACIÓN

Otro proyecto de Canal de Isabel II en esta materia es la creación de la primera planta de generación de hidrógeno verde a partir de aguas residuales que, además, está incluido en el Plan de Descarbonización y Cuidado del Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid.

Un documento estratégico que apuesta por la economía verde y el cuidado del medio ambiente y que contará con una inversión aproximada de 1.000 millones de euros hasta 2023, procedentes tanto de financiación propia como de fondos europeos.

La titular de Medio Ambiente ha explicado que se trata de un plan “ambicioso y reformista, que huye de posicionamientos extremos, arbitrarios o intervencionistas, y que se centrará especialmente en los sectores del transporte o el residencial que suponen el 84% de las emisiones”. “Impulsaremos este instrumento mediante el diálogo y la colaboración con los distintos sectores, los expertos y la sociedad civil para lograr la sostenibilidad de la región”, ha finalizado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here