Compartir

16 laboratorios y 40 estaciones de vigilancia automática velan por la calidad y salubridad del agua potable en toda la región

La Comunidad de Madrid se sitúa a la cabeza de las regiones españolas con un menor consumo de agua embotellada sin gas por habitante y año, según la base de datos del Consumo de Hogares del Ministerio para la Transición Ecológica.

Mientras la media española se sitúa en un consumo de 59,4 litros por habitante y año, los madrileños tan solo consumen 16,7 litros al año, lo que demuestra que confían en la excelente calidad de su agua del grifo, suministrada por Canal de Isabel II.

El agua de Madrid se somete diariamente a un gran número de análisis y controles que garantizan la máxima calidad del servicio. Anualmente se realizan más de 6 millones de análisis a las aguas de consumo humano, lo que significa que cada cinco segundos se lleva a cabo una analítica, que no solo se realiza en los depósitos y estaciones de tratamiento, sino también desde el origen, y a lo largo de toda la red de distribución.

Deja un comentario