Compartir

La Comunidad de Madrid ha reafirmado hoy su compromiso con la protección y defensa de las víctimas de la violencia de género y ha condenado el último asesinato de esta índole que tuvo lugar el pasado 6 de junio en Pozuelo de Alarcón.

Así se ha puesto de manifiesto en el encuentro telemático que han mantenido hoy el consejero de Justicia, Interior y Víctimas en funciones, Enrique López, y el consejero de Sanidad en funciones, Enrique Ruiz Escudero, en el seno del Observatorio Regional de la Violencia de Género.

En esta reunión se han analizado las causas y circunstancias del último crimen registrado en la región, y se ha recordado el suceso de las niñas Olivia y Anna en la isla de Tenerife, que como han reconocido ambos consejeros “ha sacudido al conjunto de la sociedad española por su especial crueldad”. “La violencia vicaria es la cara más atroz de esta lacra”, ha señalado López, quien ha defendido la necesidad de extremar los mecanismos de protección de los menores.

En lo que va de año, en España han sido asesinadas ya 18 mujeres, cinco de ellas en la región, unas cifras “inasumibles” para cualquier país. Solo este año,siete menores han quedado huérfanos en España como consecuencia del asesinato de sus madres. Además, en lo que va de año, se ha confirmado el asesinato de tres menores a manos de sus progenitores, cifra que desde 2013 se eleva a 39 menores víctimas de la violencia vicaria.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here