Compartir

La Comunidad de Madrid prueba, mediante un gran simulacro europeo, la eficacia de los sistemas regionales de prevención, alerta e intervención ante emergencias y catástrofes. Se trata del Riwaterex 2018 en el que participan servicios de emergencia de la Comunidad de Madrid, agrupaciones de Protección Civil de los municipios afectados, la Unidad Militar de Emergencias (UME) y equipos de Bélgica, Francia, Italia, Rumanía y Portugal. Un simulacro en el que se han desplegado e intervenido un total de 600 efectivos.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha presenciado hoy, en Rivas-Vaciamadrid, uno de los ejercicios que se están desarrollando estos días en la región y que ha contado con la participación de equipos españoles y belgas.

En concreto, Garrido ha seguido de primera mano el simulacro sobre un accidente de tráfico en la M-203 en el que se ven involucrados un autobús y varios turismos, con el resultado de numerosas ‘víctimas’ que se precipitan al río Jarama. El siniestro obliga a la intervención de Bomberos de la Comunidad de Madrid, un centenar de efectivos de SUMMA112 –que, entre otras actuaciones, despliega un puesto sanitario avanzado– y un equipo de rescate acuático de Bélgica con numerosas embarcaciones.

El presidente madrileño ha podido comprobar los sistemas de coordinación y respuesta entre los distintos servicios que han intervenido e, incluso, la eficacia de la utilización de drones a la hora de localizar víctimas.

Deja un comentario