Compartir

¿Es preferible vender tu casa por cuenta propia o a partir de una empresa inmobiliaria? Esta es una de las grandes preguntas que se plantean los propietarios antes de pasar a la acción. Lo cierto es que vender una vivienda requiere su proceso y puede ser bastante complejo para aquellas personas que no están familiarizadas con el sector inmobiliario. Para abordar este tema, conversamos con WeGet Inmobiliaria, agencia experta en transacciones de compraventa en Madrid, quienes compartieron con nosotros los principales beneficios de recurrir a una agencia inmobiliaria para esta gestión. ¡Presta atención!

Adiós a los problemas legales

La venta de una vivienda va acompañada de una serie de trámites legales y administrativos. Contar con el apoyo de una agencia inmobiliaria se traduce en una mayor seguridad, especialmente para aquellos propietarios que no poseen ningún tipo de experiencia en la compraventa de inmuebles. Recurrir a una agencia con experiencia en el sector implica también mayor comodidad. El cliente puede delegar aquellos aspectos más técnicos a un equipo especializado que, además de simplificar los procesos, protege sus intereses. El profundo conocimiento en leyes o impuestos vinculados a la compraventa permiten operar con mayor seguridad. Además, muchas agencias ofrecen una comisión inmobiliaria adaptable a las circunstancias de cada cliente. 

Reducción de tiempo

Delegar en una empresa del sector supone un ahorro de tiempo porque todas las fases de la venta quedan supervisadas por un equipo de profesionales. Desde el marketing, hasta las negociaciones, las tramitaciones legales y administrativas o la recepción de visitas de compradores potenciales. Al final, este ahorro de tiempo no sólo repercute en mayor comodidad para el cliente, sino que también permite reducir el tiempo de venta. De media, los inmuebles vendidos por agencias inmobiliarias, tardan entre tres y seis meses en encontrar compradores.

Aunque existen variables que influyen en el tiempo de venta como, por ejemplo, el estado en que se encuentra la casa, su ubicación o el grado de demanda que exista en el momento en que sale al mercado, disponer de un agente implica una garantía de compromiso y disponibilidad inmediata.

Asesoramiento integral de calidad

A la hora de crear y formalizar un contrato de compraventa, es bastante habitual que se produzcan errores e imprevistos, sobre todo si el vendedor no cuenta con la suficiente experiencia en este terreno. Todos estos detalles quedan supervisados y gestionados de forma metódica por un equipo profesional. Además, también supone acceso a servicios de asesoramiento orientados a multiplicar el rendimiento de la propuesta de venta y a buscar la mejor oportunidad de negocio.

Mayores garantías en materia de seguridad

Las inmobiliarias llevan a cabo procesos de cribado y selección de los posibles compradores. Identifican cuáles de las personas interesadas tienen intenciones reales de adquirir el inmueble. Además, la mayoría de agencias generan un análisis previo sobre el perfil idóneo del mejor comprador potencial.

Si deseas vender tu vivienda, uno de los pasos más determinantes para lograrlo es mostrarla. En la actualidad las empresas especializadas integran múltiples formas de enseñar el inmueble, incluso, sin necesidad de que el comprador potencial deba desplazarse físicamente, lo cual también ayuda a incrementar el alcance de las estrategias promocionales. Además, contar con una agente proporciona privacidad al vendedor y, también, mayores garantías en materia de seguridad.

Por último, los modelos contractuales se configuran para brindar las máximas garantías de seguridad. Desde un primer momento, las condiciones del trámite quedarán claramente expuestas, facilitando el proceso en ambas direcciones. La forma y los plazos de pago, el precio final, la durabilidad del contrato o la cédula de habitabilidad.

Mayor impacto de las estrategias promocionales

Aunque Internet ha facilitado considerablemente la difusión de información y existen portales especializados en la promoción de inmuebles, los usuarios particulares no tienen los mismos recursos ni conocimientos para incrementar al máximo el alcance de sus estrategias. Las agencias son empresas y, por lo tanto, poseen una infraestructura para destacar entre un sector de competencia creciente. No sólo invierten para obtener presencia en medios de comunicación masivos, también invierten en tecnología y poseen profesionales especializados en el ámbito del marketing y la publicidad. Por otro lado, muchas de ellas poseen sus propios medios de comunicación por lo que tienen acceso directo a una audiencia relativamente amplia de posibles compradores interesados.

Acceso a los contactos adecuados

Una empresa especializada en el sector inmobiliario establece conexiones continuamente con todos los agentes implicados en la compraventa de viviendas. Si su inmueble requiere de algún tipo de asesoramiento especialmente específico (por ejemplo, un abogado de bienes raíces), la agencia actuará como nexo con la persona adecuada. Tener acceso a una agenda compuesta por este tipo de profesionales y contactos puede ayudar a afinar el proceso, reducir costes y agilizar el proceso de venta.

Mayores habilidades comerciales

La presencia de un departamento especializado en el segmento comercial también conlleva una propuesta más sólida y una mayor capacidad de persuasión. Al fin y al cabo, estos profesionales poseen importantes habilidades de negociación, fruto de una experiencia dilatada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here