Compartir

La Comunidad de Madrid sigue ofreciendo alternativas para mejorar la calidad de vida y las dotaciones de las localidades con menos habitantes de la región y evitar así el riesgo de despoblamiento.

Este es el objetivo de los convenios de colaboración que ha firmado hoy la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, con varios municipios de la Sierra Norte que no superan los 2.500 habitantes, en los que se van a desarrollar proyectos para construir nuevas viviendas sociales yactuaciones de rehabilitación y renovación urbana en edificios y espacios públicos gracias a una inversión total de más de 4,7 millones de euros.

Además de un impresionante entorno natural, los pequeños pueblos de la Sierra cuentan con un alto nivel de dotaciones, equipamientos y servicios que queremos poner en valor y aprovechar facilitando el acceso a nuevas viviendas sociales y rehabilitando edificios y espacios públicos ya existentes en estas localidades”, ha explicado la consejera.

Así, hoy se han firmado convenios para construir un total de 27 viviendas de protección pública en alquiler repartidas entre los municipios de La Hiruela (2), Madarcos (2), Robregordo (4), Puentes Viejas (4) y Patones (15). Serán viviendas de uno a tres dormitorios con características arquitectónicas adaptadas a las de los distintos pueblos y que se empezarán a construir en el primer trimestre de 2019 con un presupuesto de 3,9 millones de euros. Se trata de una primera fase que se completará posteriormente con la construcción de nuevas viviendas sociales en los municipios de Berzosa de Lozoya, Puebla de la Sierra y Horcajo de la Sierra.

Deja un comentario