Compartir

La Comunidad de Madrid apoya a las personas de la región que sufren las denominadas enfermedades raras y a sus familias, y colabora con todas las iniciativas que contribuyen a visibilizar las causas y consecuencias de estas dolencias entre la población. Para ello está reforzando los equipos de valoración de los tratamientos de atención temprana dirigidos a niños de entre 0 y 6 años. El viceconsejero de Familia, Juventud y Política Social del Gobierno regional, Luis Martínez-Sicluna, ha participado en la campaña de sensibilización y divulgación del raquitismo hipofosfámico y osteomalacia, que se ha presentado hoy en un acto organizado por la Federación Española de enfermedades Raras (FEDER) y la Asociación Española de Raquitismos y Osteomalacia (AERyOH).

El raquitismo hipofosfatémico y osteomalacia es una enfermedad rara especialmente desconocida, que se manifiesta en la infancia y afecta a 1 de cada 20.000 personas. Esta dolencia, mayoritariamente hereditaria, provoca distintas alteraciones, de las que la más visible es el retraso en el crecimiento, que se manifiestan cuando los niños empiezan a caminar y que pueden provocar piernas arqueadas y otras deformaciones óseas. El diagnóstico precoz es fundamental, ya que un tratamiento temprano puede minimizar las secuelas en la vida adulta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here