Compartir

Muchas son las personas que están optando por alquilar sus inmuebles como una forma de ganar dinero. Ya sea para generar ingresos adicionales para la vejez, porque es una manera más sencilla de pagar su hipoteca o incluso porque funciona como una forma de inversión, se trata de un modelo de negocios cada vez más común en Madrid y otras zonas grandes de España.

El problema radicaba en que el mercado no siempre estuvo regulado o fue tan bueno para esta clase de negocio, para ninguna de las partes involucradas. Sin embargo, Alquiler Plus+ y otras agencias inmobiliarias han surgido como consecuencia de un nuevo mercado, en el que se hace mucho más seguro el alquiler de su propio inmueble.

1. Las nuevas generaciones optan por el alquiler en lugar de la compra

El público objetivo que busca vivienda e independizarse ha cambiado sus esquemas de pensamiento y de cómo entienden la vida. A esto se le suman las dificultades que tienen los jóvenes para acceder a la financiación necesaria para la compra de un piso, e incluso la aparente incapacidad para conseguir un empleo suficiente para pagar una hipoteca.

Sin embargo, existen también factores sociales que tienen una gran influencia en la toma de esta decisión. Ya no se percibe solo como una manera de sobrevivir, sino que el alquiler es una elección que los jóvenes están empezando a tomar de forma activa. Ya no es una consecuencia, sino una acción.

Entre estos factores sociales están la necesidad de libertad, lo que se limita mucho al tener que pagar un piso propio durante muchos años. A pesar de que el compromiso económico sea viable de asumir por una buena parte de la población, muchas veces es a costa de reducir significativamente los ahorros y otros tipos de gastos.

Por otro lado, está la libertad de disponer movilidad geográfica al estar únicamente comprometidos con un contrato de alquiler que pueden romper en cualquier momento. Esto les permite cambiar su ubicación libremente, en lugar de estar atados a un único sitio. En estos días, para los jóvenes es fundamental estar en constante movimiento.

Los cambios en la sociedad impulsan a las nuevas generaciones hacia otros caminos. Los jóvenes ya no proyectan su vida hacia comprar una casa ni casarse, sino que tienen como objetivo seguir un camino que se vería cerrado en el caso de adquirir una hipoteca. Y esto es clave para cualquier persona que desee alquilar su propio piso porque es una oportunidad única de negocio.

2. El incremento de las rentas en los últimos años

La disminución de la oferta de viviendas, tanto para la compra como para el alquiler, ha hecho que incrementen mucho sus precios. Esto es normal, ya que el mercado tiene la limitación del espacio disponible. Es un mercado que debe evolucionar constantemente para no quedarse estancado.

Esto ha conllevado a que la oferta se mantenga e incluso disminuya ligeramente con el paso del tiempo. La demanda de los alquileres ha aumentado mucho por los factores vistos anteriormente. Esto solo se puede traducir directamente en el incremento de los precios, como una consecuencia directa de cómo funciona cualquier mercado de bienes o servicios.

Otro factor que ha frenado la oferta ha sido que apenas se han llevado a cabo proyectos de construcción de residencias, ya sea para alquileres o para la venta. Esto ha sido así desde la crisis que provocó el freno en las promociones inmobiliarias y desarrollos urbanos en los últimos 10 años.

El incremento del precio del alquiler de vivienda se ha enfocado sobre todo en las ciudades principales del país, es decir, Madrid y Barcelona. En este contexto, resulta muy atractivo conseguir un alquiler seguro como una fuente de ingresos si ya tiene más de un piso en alguna de estas ciudades, así sea que el segundo lo esté pagando todavía.

3. La implementación de nuevas medidas fiscales

España tiene una historia de no favorecer demasiado a los arrendatarios, razón por la cual muchas veces estos procesos quedaban sin registrar. Sin embargo, el Estado se ha enfocado en aprobar diferentes medidas fiscales y legales para fomentar el alquiler de la vivienda, como una manera de hacer oficial una realidad.

Esto favorece  y protege a todas las partes involucradas, ya que el que paga la vivienda se ve protegido ante la ley, y el arrendatario puede generar ganancias de su inmueble si así lo desea. El mercado del alquiler de viviendas se ha expandido gratamente, gracias a las medidas tomadas.

Debido a esto, son cada vez más las empresas inmobiliarias que se dedican al alquiler de viviendas. Si bien significa algo positivo, siempre es recomendable verificar los orígenes de la empresa y su perfil en Idealista u otras páginas reconocidas para saber su reputación. Lo bueno de esto es que el que desea alquilar puede hacerlo con mucha mayor facilidad en comparación a cómo se hacía hace varios años.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here