Compartir

La candidata del partido naranja se reúne con empresarios de Madrid Foro Empresarial para tratar temas que afectan directamente al sector, como Madrid Central

Madrid, 23 de abril de 2019.- La candidata a la Alcaldía de Madrid por Ciudadanos, Begoña Villacís, ha mantenido un encuentro con Madrid Foro Empresarial en el Ciclo de Conferencias ‘Nuevos retos, nuevas respuestas’ que, hasta la celebración de las próximas elecciones municipales del 26 de mayo, contará con la participación de los aspirantes a la alcaldía de la capital y a la presidencia a la Comunidad de Madrid de las diferentes agrupaciones políticas.

Las próximas elecciones municipales y autonómicas del 26M abrirán un nuevo mapa de pactos en Madrid. “El tiempo de las mayorías absolutas ha pasado y en Madrid tenemos una prioridad que es sacar al populismo del Ayuntamiento”, asegura Villacís. Aunque la candidata presenta a Ciudadanos como “la alternativa al populismo”, también admite que “lo más probable es que tengamos un Gobierno de coalición, en el que si VOX nos quiere apoyar que nos apoye” y concluye, “yo no voy a rechazar apoyos”. En este sentido, Villacís reivindicó la autonomía de la política local, “el escenario político nacional es distinto”.

Para la número uno por Ciudadanos, en cuestión de pactos “las líneas rojas no pueden ser los partidos, ni las personas, sino los programas”. Asimismo recuerda, “ni una sóla encuesta da que la izquierda revalida en la capital, en ninguna Ahora Madrid y PSOE suman”.

Administración local orientada al ciudadano

La candidata del partido naranja al Ayuntamiento de Madrid comenzó su intervención recordando las consecuencias de la llegada al Gobierno municipal del populismo: “Madrid está exactamente igual que estaba hace cuatro años”. Villacís critica que “en Madrid se ha hablado muchísimo más del Ayuntamiento que de la ciudad”, precisamente en un contexto en el que las ciudades son un hecho económico. “Estamos en el siglo de las ciudades, porque no van a ser los países los que compitan, van a ser las ciudades”, aseguró la portavoz de Ciudadanos.

El problema, según Villacís, no es que el  Ayuntamiento no vaya al mismo ritmo que la sociedad civil, si no que se convierte en un “lastre”, por eso Ciudadanos aboga por “un cambio que oriente la Administración local al ciudadano”, porque “es inaceptable un Ayuntamiento que estrangula al comercio, y que tarda nueve meses en conceder una licencia”.

Villacís insiste en la necesidad de una bajada de impuestos en Madrid, porque “no podemos tener un superávit del 1.000 millones de euros”. En este sentido, la aspirante a alcaldesa considera que “se puede bajar el IBI al mínimo, se puede eliminar el impuesto mortis causa y queremos ampliar la bonificación del impuesto de transmisión empresarial”. Además uno de los objetivos de Ciudadanos es “llevar la modernización a la administración” e introducir la figura de un facilitador, un enlace por distrito entre el comerciante y la Administración, “una persona que ponga cara y se responsabilice” de las gestiones de los comerciantes en las Juntas de Distrito.

Los falsos mantras de Madrid Central

Villacís insiste en desmontar los falsos mantras en torno a Madrid Central y afirma que “es mentira que va a reducir la contaminación un 25%”. Madrid Central es un espacio que sólo afecta al 1,2% del tráfico de la capital y que sólo ha conseguido eliminar el 34% del tráfico, “más que eliminarlo lo ha derivado a los barrios frontera, por lo que no sólo no ha reducido la contaminación sino que la ha aumentado”, concluye.

Sobre el anuncio de sus rivales políticos de revertir Madrid Central, Villacís lo tiene claro: “nadie va a revertir Madrid Central, porque eso supondría hacer las obras necesarias para deshacerlo entero y volver a la situación inicial”. Por eso Villacís se muestra partidaria de “aprovechar lo poco que haya funcionado y revertir el resto”.

Desde Ciudadanos proponen replicar el modelo de movilidad de Barcelona, con un sistema supramunicipal de comunicación entre municipios, varios anillos de aparcamientos disuasorios, y seducir a los ciudadanos hacia el transporte público, aportando como mayor ventaja el ahorro de tiempo en los desplazamientos.

Deja un comentario