Compartir

El verano del año que viene traerá consigo la modernización del parque más castizo de Madrid: el parque de San Isidro, ubicado en el barrio que lleva el mismo nombre, en el distrito de Carabanchel. Según ha informado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid ha autorizado hoy el contrato de las obras para la mejora y adecuación de este espacio con el gasto plurianual (2021 y 2022) de 3,2 millones de euros. De este modo, el Gobierno municipal atiende las demandas vecinales que solicitaban la mejora integral de este gran espacio verde.

Con algo más de 40 años de antigüedad, el emblemático parque de San Isidro se encuentra muy consolidado en cuanto a vegetación, pero tiene bastantes carencias en lo que respecta a accesibilidad y el uso que se hace de él. Además, su red de drenaje presenta deficiencias que están ocasionando encharcamientos y el deterioro progresivo de pavimentos y áreas estanciales en algunas de sus zonas.

El Ayuntamiento de Madrid, consciente de la singularidad del parque, de sus usos, de la necesidad de mejorar su aspecto, de la calidad estética y ambiental y de la gran afluencia de visitantes durante las festividades municipales, va a llevar a cabo un proyecto global de recuperación de la zona y su puesta en valor como patrimonio natural. Asimismo, se va a elaborar un programa de usos que actualice, mejore y complemente los existentes con la instalación de nuevos equipamientos y mobiliario, así como con la mejora de la señalización de las instalaciones y las zonas de recreo. La ejecución de los trabajos durará 11 meses.

Mejora de accesos

Con las obras se van a acondicionar los accesos existentes desde Madrid Río, desde la calle San Illán, la calle del Gorrión y la calle Vicente Quesada. Todos se adecuarán a la normativa vigente en materia de accesibilidad. Además, se van a crear otros nuevos accesos al parque desde el paseo del Quince de Mayo.

Las actuaciones para la mejora de la red de drenaje consistirán en la implantación de sistemas urbanos de drenaje sostenible (SUDS) que contribuyan a la optimización de la recogida de aguas pluviales, así como en la remodelación de pavimentos y encintados en algunas zonas del parque.

Se rehabilitarán también distintas áreas para su mejora paisajística mediante plantaciones arbóreas y arbustivas, instalación de red de riego y alumbrado y pavimentación de nuevos caminos o mejora de los existentes.

El parque de San Isidro contará con una nueva zona canina, incluyendo una fuente con bebedero exclusiva para los animales y se mejorará una de las zonas infantiles existentes con nuevos elementos de recreo para los más pequeños. 

Además, el ámbito de actuación incluye el talud entre el paseo del Quince de Mayo y la calle de Isaac Albéniz (frente a la Biblioteca Pública Ana María Matute) y determinadas zonas en el interior de la parcela delimitada por los paseos del Quince de Mayo, de la Ermita del Santo y de San Illán y la calle Julián González.

Gran recuperación ambiental

El parque de San Isidro está situado en el extremo norte del distrito de Carabanchel. Cuenta con una superficie de 35,54 hectáreas. Linda al norte con el paseo de la Ermita del Santo y el del Quince de Mayo, al este con el tanatorio de San Isidro y su vial de acceso, al oeste con la calle Vía Carpetana y al sur con las calles Arroyo de Valdecelada, Carlos Daban, Vicente Quesada, del Gorrión, Teudis, Gundemaro, Comandante Fontanes y calle Caronte, así como con las instalaciones del propio tanatorio.

Deja un comentario