Compartir
Machuca Somo Griñón
Mercedes Machuca, portavoz de Somos Griñón, ha comentado la actualidad del municipio y ha señalado la importancia de la participación vecinal en la política
El balance que realiza Machuca sobre lo que va de legislatura no es positivo. El municipio arrastra problemas de peso y las propuestas de su grupo parecen no ser escuchadas por el Gobierno: “Tratamos de hacernos oír pero luchamos contra una mayoría aplastante; siento que no refleja la pluralidad del voto de los vecinos de Griñón y esto puede ser debido a alto grado de abstención en las últimas elecciones». En este sentido lla oposición lo tiene muy difícil «todas las propuestas importantes que llevamos a pleno son sistemáticamente rechazadas. En ocasiones se aprueban propuestas menores que recogemos de los vecinos, el caso de los desfibriladores o del parque de Calistea, el cual no terminan de inaugurar. Poco más nos han aceptado«.
Temas candentes como la tasa de basuras preocupan a Somos Griñón. “Escuchamos muchísimas quejas a cerca del mal estado de las calles del pueblo; es muy preocupante. La tasa de basuras no cunde nada. El pueblo está muy sucio y este Gobierno lo achaca a la última legislatura del exalcalde popular José Ramón Navarro.”. Machuca apunta a que se deberían cuidar los términos del próximo contrato, ya que el actual está sobrevalorado. “Con mucho menos dinero se debería ampliar el servicio El contrato actual está sobrevalorado, al igual que el del punto limpio que le cuesta a una localidad como Griñón lo mismo que ha un gran municipio como Móstoles. Se paga mucho más de lo que se debería pagar por el servicio que dan. Con mucho menos dinero se debería ampliar el servicio. De todos modos no le queda mucha vigencia al contrato actual, esperemos que se haga mejor, no podemos seguir arrastrando con las consecuencias de la mala gestión de las tres últimas legislaturas y seguir cargando a los vecinos durante lustros”.
La participación vecinal es fundamental, según Machuca: «las pequeñas cosas que se van consiguiendo es debido a que los vecinos se mueven, reclaman o denuncian. Así ha pasado con el tema de la eliminación de las plusvalías, partió del movimiento de los vecinos. Ahora mismo hay una petición de firmas en activo para pedir que se revise el catastro para bajar el IBI, y lo han hecho los vecinos. Es muy necesario sacar tiempo para participar socialmente, comentar a los políticos preocupaciones y demás«.
También ha señalado que los servicios sociales tienen carencias importantes en Griñón “la situación vivida a principios de año es intolerable. Se dejaron de atender a los vecinos con urgencias, debido al problema de la Mancomunidad, y se hizo como medida de presión para aclarar los convenios con la Comunidad de Madrid”. Machuca incide en que «la Mancomunidad arrastra una deuda muy grande de la gestión anterior a cargo de Carlos Alberto Estrada, procesado en la Púnica, y esa deuda habría que revisarla muy bien y si se prueba, parte de lo que se debe tendría que asumirlo Estrada y aligerar la carga de la Mancomunidad«. También apunta que «hay mucho atraso en las valoraciones de dependencia, Griñón está muy abandonado, servicios que se han dejado de prestar, como la educación para adultos, eso supuso un golpe muy duro para un pueblo que no tiene oferta educativa«.
Además, reclama mayor preocupación por ofrecer alternativas de ocio y educación a los jóvenes, pidiendo que se constituya un Consejo de la Juventud dependiente de la Mancomunidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here