Compartir

Aunque sea difícil de creer, en muchos lugares del mundo aún se considera tabú el hecho de hablar libremente de sexo. A pesar de que nos desenvolvemos dentro de una sociedad que va a mil por hora y que tiene el poder de obtener toda la información que se necesita con tan solo hacer un click. Pero cuando se trata de hablar de sexo, la gran mayoría de las personas se asusta y evade este tema de conversación. 

Algo que si nos ponemos a pensar, es un poco ilógico, ya que desde cierta edad empezamos a desarrollar nuestra sexualidad y a tener sexo, aunado a que todos, absolutamente todos, hemos nacido de un acto sexual. Sin sexo no habría humanidad

Sin embargo, a pesar de ello, el sexo sigue siendo un tema tabú, que sorprende a muchos, aunque es un tema que está presente en la vida de todos los seres humanos. Ya sea para reproducirnos o simplemente para demostrar amor, cariño u obtener placer

Si nos ponemos a detallar la historia, podemos darnos cuenta de que a través de los años, de las décadas y de los siglos e los que ha existido la humanidad. La sexualidad ha vivido diferentes periodos, ya que en muchas épocas se ha expresado cierta liberación, y en muchas otras se ha llevado una vida extremadamente puritana. Pero lo que se vive en la actualidad es un poco raro, porque se habla de una supuesta liberación sexual, pero el tema sigue siendo incómodo para muchas personas. Convirtiéndose en un verdadero tabú. 

Pero también tenemos el otro escenario, porque consideramos al sexo como un tabú, pero tenemos referencias visibles de él en casi todos lados. Desde la publicidad hasta las conversaciones de grupos de amigos. Es decir, el sexo es como un fantasma que está en todos lados, pero casi nadie quiere enfrentarlo. Si este tema te interesa puedes obtener mas información aquí

Sexo saludable 

Muy a pesar de que este tema sea tabú, es importante tratarlo y que sea un tema de conversación con los jóvenes e incluso con los no tan jóvenes. Porque el sexo esta entre nosotros y debemos practicarlo de forma saludable

Y cuando hablamos de sexo saludable, nos referimos a tener relaciones eróticas con otra persona, conociendo nuestro cuerpo, valorándonos como personas, eligiendo lo que quiere y lo que no quiere hacer, cómo hacerlo, cuándo lo quieres hacer, dónde lo quieres hacer, y teniendo los conocimientos básicos que te permitan expresar lo que te apetece y lo que no te apetece. 

Ya que esta es la única forma de disfrutar de forma correcta y saludable el sexo. Además de que puedes seguir los siguientes consejos:  

Cuidar tu salud

Para disfrutar al máximo de las relaciones sexuales, es muy importante que estemos sanos y libres de estrés.  Por eso debemos comer de forma saludable y practicar ejercicio diariamente. 

Ya que esto además de ayudarnos con nuestra salud y nuestra figura, el ejercicio físico es uno de los mejores potenciadores de nuestra libido, al aumentar la producción de testosterona  y ayudarnos con nuestro bienestar emocional. 

Saber qué te gusta 

Como te he mencionado anteriormente, para poder disfrutar con nuestra pareja, primero debemos conocernos a nosotros mismos. Es decir, saber qué te excita y que no. Si ambos lo tenéis claro, el encuentro entre ambos será mucho más fructífero y placentero. 

Innovar 

A todos nos cansa la rutina diaria ¿verdad? Bueno, lo mismo ocurre con el sexo, si siempre practicamos lo mismo, llegará el momento en que esos estímulos ya no funcionen. Por eso es importante innovar constantemente con nuevas alternativas que incluyen: el contexto, los hábitos, las posturas, el ritmo, entre otros.

El coito es sólo una opción

Podemos decir que la gran mayoría de las personas tenemos un concepto equivocado del sexo. Porque pensamos que todo se basa en el coito y en llegar al orgasmo, siendo esta una idea excesivamente genital de la sexualidad. Porque el orgasmo lo podemos sentir en todo el cuerpo, no solo en los genitales. Así que el coito no es la única forma sexual que tienes para disfrutar y divertirte con tu pareja. 

Tener una relación de pareja sana

Tener una relación de respeto y confianza, que esté alejada de los conflictos, es uno de los mejores remedios que existen para mejorar tu salud sexual. Ya que si tenemos una relación de pareja sana, el sexo se tendrá por amor y placer, no por obligación. 

La frecuencia de las relaciones sexuales

Hasta ahora no existe ninguna regla que nos indique cuántas veces debemos tener relaciones sexuales con nuestra pareja. Esta es una decisión personal, que dependerá de las ganas, de la edad, del tipo de relación, y de la disponibilidad de ambos. 

Sigue estos sencillos consejos y verás cómo tu vida sexual será mucho más sana y placentera. 

Deja un comentario