Compartir

Todos ellos en instalaciones municipales que llevaban más de quince años de consumo ilegal.

El actual equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Griñón lleva trabajando, junto a los técnicos del Canal, más de un año para regularizar más de doscientos cincuenta puntos de enganche de la localidad donde se estaba consumiendo ilegalmente agua potable procedente del Canal de Isabel II. El acuerdo del equipo de Gobierno municipal con la entidad no supondrá ninguna carga de carácter retroactivo para la localidad.

Entre estos lugares cabe destacar algunos edificios oficiales como el Centro Cultural, la Casa de Niños o el Cementerio Musulmán.

José María Porras, alcalde independiente de Griñón, ha conseguido llegar a acuerdos con el Canal para solucionar esta situación y dejar de “robar al Canal”. Se han llevado a cabo diecisiete contratos en los puntos útiles para el municipio (casi todos ellos destinados a zonas riego) y en segunda instancia se ha pedido la condena de los doscientos ocho restantes que eran innecesarios y gravosos. Estos enganches han estado vertiendo, en muchos casos, agua potable de manera innecesaria e ilegal.

1 Comentario

  1. Los primeros ilegales es el canal de isabel la guarra llevo 30 días esperando a que esta panda de delincuentes me den agua por una grave negligencia suya. Lo que no puede ser es que porque te enganchan ilegalmente en lugar de vigilar y poner medios destrocen la acometida y el vecino que venga detras que arree cuando el agua no es suya.

Deja un comentario