Compartir

Tener un hogar digno de una portada de revista es de los sueños de muchas personas, tanto hombres como mujeres. Algunos llegan a considerar sus casas como sus santuarios personales, por lo que se esfuerzan por mantenerlos siempre a la vanguardia de lo último en temas de decoración y diseño y que de alguna manera también les permita expresar su personalidad y gustos particulares a través de las opciones escogidas.

Para tener un hogar de diez no se requieren de grandes gastos. Si bien hay todo un abanico de posibilidades disponibles que van desde hacer una reforma total de todos los espacios, la realidad es que en la mayoría, con apenas unos simples cambios en algunos elementos considerados como fundamentales, es más que suficiente.

La iluminación como punto de referencia

No importa lo grande que sea una casa, piso y hasta habitación, ni mucho menos el poder adquisitivo de las personas para contratar los servicios de un diseñador o arquitecto para mejorar sus espacios. Hay algunos detalles que siempre deben tenerse presente cuando se piense dar un cambio y entre estos la iluminación es un punto de referencia.

En muchas ocasiones pocos se paran a pensar en esto, pero la realidad es que la iluminación es fundamental para cualquier área, en especial cuando se trata de la que proviene directamente del sol.

Si bien por algunas condiciones propias de la edificación, en algunos casos no se cuentan con grandes posibilidades, la realidad es que en la mayoría sí y este puede ser una herramienta a la que se le sacará un gran provecho.

Más allá de que se vea bonito o permita disfrutar vistas hacia determinado lugar, la iluminación natural es necesaria para dar vida a cualquier espacio, por lo que es importante resaltarla y no hay mejor material para hacerlo que con el cristal.

El cristal, elegante y seguro

Desde ampliar las ventanas, hasta instalar cortinas, techos fijos o móviles y cerramientos, todo puede hacerse con él y con la ventaja de que no se estará sacrificando ni un poco la luz. Pese a lo que cualquiera podría llegar a pensar, también resulta muy seguro, en especial para áreas exteriores. 

Tener una Fábrica de cerramientos de cristal en Madrid de confianza permitirá entonces dar ese primer paso a la hora de realizar cambios, con el respaldo de contar con profesionales comprometidos en este campo y que ofrecerán alternativas de acuerdo con la situación particular.

Por ejemplo, las cortinas de cristal son perfectas para terrazas y balcones, mientras que los techos van desde los áticos hasta las piscinas y áreas sociales donde se tiene la barbacoa, siempre con ese toque elegante y moderno.

Por si fuera poco, este tipo de trabajos no solo están indicados para el área residencial, la rama corporativa y hasta industrial también puede verse beneficiada, reduciendo incluso algunos costes como los de electricidad.

Apostar por las energías limpias

Las energías limpias llegaron para quedarse y cada vez más se le puede sacar provecho e incluso ver unos cuantos ahorros desde el punto de vista económico.

La energía solar, la aerotermia y hasta la geotérmica son cada vez más populares entre los diferentes usuarios, tanto para casas como para las empresas, sin que esto represente una tarea imposible de lograr.

Entre las ventajas que ofrece, aparte de ver cómo se reduce la cuenta de la luz también permiten darle una mano al medio ambiente y evitar el uso de energías contaminantes que al final solo acortan la vida del planeta y complican la calidad de vida de los ciudadanos.

Enervill es una empresa con más de quince años de experiencia en todo lo relacionado con la instalación, mantenimiento y operatividad de energía solar térmica y fotovoltaica adaptadas de acuerdo con las necesidades propias de cada cliente, ya que no tienen las mismas necesidades una casa familiar de cuatro personas a un edificio residencial de doce plantas.

Entre las opciones disponibles para elegir, destacan desde calefacción, estufas, ventiladores nebulizadores y hasta inodoros, todo puede mejorar y darle paso a la banda ecológica y limpia.

Para el verano, los ventiladores nebulizadores son más que convenientes, ya que aparte de refrescar cualquier lugar, trabajan a partir de agua, por lo que el ambiente estará fresco en apenas unos pocos minutos. Los hay de diferentes tamaños y con potencias distintas. Todo dependerá del espacio en que se necesite.

Si bien puede que en un primer momento la inversión sea un poco elevada en todo lo relacionado a la instalación y puesta en marcha de estos sistemas, la realidad es que a corto plazo empezarán a verse los resultados y beneficios, en especial en los recibos de servicios a fin de mes. Solo es cuestión de buscar una asesoría y decidirse.

Deja un comentario