Compartir

La Comunidad de Madrid promueve la educación ambiental y el ocio familiar en los espacios naturales y protegidos de la región, con un amplio programa de actividades que ha presentado esta mañana el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, en el Centro de Educación Ambiental El Campillo, situado en Rivas-Vaciamadrid.

En los doce centros de la Comunidad, a los que el Gobierno regional destinó más de dos millones de euros en 2017, se realiza una importante labor de información y atención a particulares, colegios y estudiantes universitarios; asimismo, se desarrollan exhibiciones, rutas, exposiciones permanentes y temporales. Durante el año pasado participaron 208.873 personas en sus múltiples actividades.

Izquierdo ha desatacado que el objetivo de estos programas de educación ambiental es que “lleguen cada día a más personas, para fomentar el respeto y el compromiso con el cuidado del medioambiente, impulsando nuevos hábitos que hagan cada día más verde y sostenible a nuestra Comunidad”.

APRENDIZAJE Y DIVERSIÓN EN PLENA NATURALEZA

Asimismo, el consejero ha confirmado el compromiso medioambiental de los ciudadanos: “vamos en la buena dirección, cada vez hay más respeto y cuidado de nuestro gran patrimonio verde. Estoy convencido de que el futuro de una sociedad pasa por una sostenibilidad ambiental y si mantenemos una apuesta firme con el cuidado de nuestro entorno, tendremos sin duda una mejora en la calidad de vida de todos”.

Deja un comentario