Compartir

Aprender a coser es muy fácil si tienes una cierta destreza con las manualidades, además de si sigues los consejos de profesionales o de una guía que realmente se especialice en esta temática.

En el caso de que nunca hayas cogido una aguja, te recomendamos que vayas un par de meses a un taller de confección y corte para por lo menos aprender los fundamentos mínimos que te ayuden a coser a un nivel más avanzado. Teniendo en cuenta que hay mucha demanda en este ámbito, seguro que no tardas mucho tiempo en encontrar a un profesor o profesora que te pueda ayudar con este punto.

¿Sabes cortar bies? Si no sabes de lo que te estamos hablando, entonces deberías de tomar algunas clases de costura para que te enseñen todo sobre medidas, a hacer patrones, cómo copiar ropa que te guste y adaptarla, así como algunos trucos de interés.

En Internet también podemos encontrar recursos muy interesantes.

costura

 Seguridad a la hora de coser 

Lo primero que aprenderás en las clases de costura son algunas nociones básicas de seguridad que nos permitirán cuidar nuestra integridad para evitar que se produzca cualquier tipo de accidente.

En el caso de que tengamos el pelo largo, será crucial que utilicemos una cinta elástica o goma para poder recogerlo. La idea es que se mantenga lo más lejos posible de la máquina, evitando al mismo tiempo que se pueda enredar en ella.

También deberíamos de quitarnos cadenas o pulseras cuando estamos cosiendo, ya que estas podrían sufrir el mismo destino.

Si vamos a aprender a coser con una “máquina de coser” deberíamos empezar usando un tipo de zapato plato que nos ayude a apoyar mejor el pie en el pedal. A medida que vayamos mejorando, podremos usar otro calzado.

El sentido que más va a sufrir cuando estemos cosiendo es el de la vista. Encontraremos todo tipo de información dispersa sobre cómo elegir el mejor sistema de iluminación para coser; no te compliques en este punto, la mejor opción siempre es la luz natural directa. En el caso de que no la tengamos (o bien porque vivimos en una casa que no tiene mucha luz, o bien porque tengamos que coser de noche), apuesta por una lámpara de luz directa con una bombilla blanca de tipo LED.

Si usamos una máquina de costura, debes de saber que estará conectada a una toma eléctrica, por lo que no podemos tomarnos ninguna bebida cerca, ya que podríamos derramar líquidos sobre ella produciendo todo tipo de accidentes.

En todo momento debemos de prestar atención a lo que estamos haciendo, tanto como si cosemos a máquina como con la aguja.

Conoce en detalle los materiales de costura que vas a usar, así como las características de cada uno de ellos (en la página de Wunderlabel podrás encontrar información que te ayude con ello).

Con estos consejos podrás empezar de la mano de la máxima seguridad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here