Compartir

Estarás cansado de leer artículos donde te informan de dietas milagrosas para perder mucho peso en poco tiempo, o de ver dietas imposibles de realizar, incluso habrás probado dietas que pese a un primer buen resultado luego viene el famoso efecto rebote. Pues eso se acabó

Lo primero que has de saber que no existe ningún milagro por el que vayas perder mucho peso en poco tiempo sin que tenga peores consecuencias después y eches al traste todo el esfuerzo que hayas realizado.

Lo segundo y quizás más importante es que da igual la dieta que elijas, que si no eres constante y estricto no servirá para nada.

Que comer y buenos hábitos

Lo más importante a la hora de realizar una dieta son los objetivos que nos marquemos y los plazos que nos marquemos, intentando ser lo más realista posible. Es imposible perder 10 kg en un mes sin que tenga consecuencias posteriores.

Comienza por eliminar de tu dieta todos esos alimentos que sabes que te están perjudicando: bollos, dulces, comidas prefabricadas o industriales…

Cerveza noTambién elimina todas las bebidas azucaradas y con gas. Si con gas también, ya que pueden no contener azucares, pero muchos edulcorantes y por supuesto el gas que no es nada beneficioso y aumenta el hinchazón de la tripa, que suele ser uno de los puntos donde más se quiere trabajar. No te engañes pensando, «bueno una cerveza no es mala», o «no pasa nada por un refresco», pues de la estrictez que demuestres en estos apartados será el futuro de tu operación para el verano.

Elimina esos alimentos y bebidas al menos durante un mes completo y ya solo eso se notaría de manera importante, pero hay que ir más allá.

Reduce alimentos como el pan, la pasta y sobre todo, cámbialos por integrales, que apenas afecta al sabor, pero el efecto en el cuerpo es bastante positivo.

Esa famosa ‘comida trampa’ que dicen que debes realizar una vez a la semana… Si estás a dieta, estás a dieta, no olvides que la fuerza de voluntad y las ganas de cumplir tu objetivo es lo que hará esto posible. Una comida trampa si, ¿Cuándo? cuando  acabes la dieta y hayas logrado tu objetivo.

Aumenta el consumo de verduras y alimentos con alto índice proteico como el pescado, el pollo, carnes rojas…

Habrás visto en internet el ejemplo de la pirámide nutricional o al lado contrario el del plato con divisiones done incluyen mucha verdura. No es necesario.

Al realizar la dieta la única manera de cumplirla es que seamos realistas, asique tanto en la comida como en la cena incluye verdura al principio (que no te sature), esto ayudará a saciar el apetito y en consecuencia que comamos  menos de otros productos con más calorías que al final es de lo que se trata. No hace falta que comas 5 piezas de fruta diaria como cuentan, pero sí que comas algo de fruta todos los días.

Vigila las cantidades, recuerda que estás a dieta asique reduce sensiblemente lo que comes normalmente, en torno a un 20 o 25 por ciento, al fin y al cabo para  reducir peso, hay que reducir la cantidad de alimentos que ingerimos

Y una de las cuestiones más importantes es sin duda el agua, e intentar beber 2 litros diarios aparte de lo que bebamos en comidas. Fundamental para reducir líquidos retenidos y mantenerse bien hidratado.

 

La otra parte, el ejercicio

Gimnasio dieta

¿Con esta serie de hábitos perderás el peso que deseas? No! pero desde luego, estás muy cerca.

No solo basta con la dieta, hay que hacer ejercicio y de manera constante. No hace falta que te mates en el gimnasio o que dediques 2 horas diarias a practicar deporte. Si tu objetivo es realista, perder de 3 a 4 kg en un mes, tan solo te bastará con 30 minutos diarios de una caminata a paso ligero o en la bicicleta.  Cuanto mayor sea tu objetivo mayor será el esfuerzo que debas realizar en el gimnasio.

Si quieres perder 8 kg en un mes, que es de los objetivos más ambiciosos que te puedes plantear, además de ser híper estricto en la dieta, deberás acudir al gimnasio de lunes a viernes al menos 60 u 80 min a realizar una combinación de de cardio y pesas.

Como puedes comprobar hacer esa ‘operación bikini’ no es tan complicado a priori, pero hay que tener mucha constancia y no caer en la tentación y eso es lo verdaderamente difícil.

 

Ejemplo de dieta

Desayuno: Café o zumo, con una tostada integral al gusto ( tomate, mermelada light…)

Media mañana: Fruta a tu elección (preferiblemente frutas con alto porcentaje de agua)

 

ArrozComida: Arroz tres delicias, más ‘delicias’ que arroz (introducimos proteínas como fiambre y huevo).

 

 

Tarde: Sándwich de pavo y queso light con espinacas.

Cena: Ensalada de atún y 2 filetes de pollo.

 

 

 

 

 

Como puedes comprobar es bastante asequible realizar, pero depende únicamente de ti el realizar todos estos pasos correctamente.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here