Compartir

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha valorado esta mañana que las medidas impuestas ayer por el Tribunal Supremo a los ex miembros de la Mesa del Parlamento de Cataluña, incluida la libertad incondicional del también coordinador general de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA) y miembro de la Ejecutiva de Catalunya En Comù, Joan Josep Nuet, son más “medidas y rigurosas” que las que decretó la Audiencia Nacional sobre los ex miembros cesados del Govern catalán. Garzón espera que la decisión del Alto Tribunal sirva para “canalizar de forma más racional” la grave crisis institucional y política que se arrastra desde hace meses en este territorio.

El máximo responsable federal de IU mostró diferente optimismo sobre lo que puede ocurrir en el futuro en relación a dos hechos concretos. Por un lado, se mostró “escéptico” sobre que el ejemplo del Supremo cunda a corto plazo en la Audiencia Nacional para que la jueza Carmen Lamela revise las medidas de prisión incondicional que impuso al ex vicepresidente del Gobierno catalán, Oriol Junqueras, y a varios ex consejeros.

Por otro, se mostró más confiado en que la decisión judicial de ayer tenga un efecto positivo para que “haya una campaña electoral con la mayor normalidad posible” de cara a los comicios del 21D.

Garzón rechazó en todo momento en una entrevista concedida a la Cadena SER que la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, tuviera que ingresar anoche en prisión a la espera de reunir la fianza impuesta por el juez Pablo Llanera, lo mismo que “medio Govern esté en la cárcel y la otra mitad fuera del país”, lo que no entra dentro de un “espacio de normalidad”.

Deja un comentario