Compartir

El pleno del mes de marzo del Ayuntamiento de Algete ha aprobado por unanimidad una moción del Grupo Municipal de Vecinos por Algete en la que solicitaba que las empresas suministradoras de energía pagasen una tasa por la ocupación del suelo público con sus cableados eléctricos y canalizaciones de gas.

Entre los acuerdos que proponía la moción de Vecinos por Algete que se ha aprobado en el último pleno municipal estaba elaborar una Ordenanza que detallase los impuestos que deberán abonar las compañías eléctricas y de gas por el uso del suelo y subsuelo para el transporte tanto de la luz como del gas y cuya aplicación sea a partir del año 2018.

La iniciativa de Vecinos por Algete se ampara en la Ley Reguladora de las Haciendas Locales que “establece que las empresas eléctricas, de gas, de agua e hidrocarburos deben pagar a los municipios a los que suministran por aire, suelo o subsuelo un 1,5% de su facturación en el término local e, igualmente, también establece como hecho imponible la ocupación por las instalaciones que atraviesan los municipios aunque no les suministren”.

Algete Impuesto

Según el artículo 20 de esta ley, los ayuntamientos tienen capacidad de establecer esta tasa a las compañías energéticas por “la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público local”, donde se contemplan “tendidos, tuberías y galerías para las conducciones de energía eléctrica, agua, gas o cualquier otro fluido incluidos los postes para líneas, cables, palomillas, cajas de amarre, de distribución o de registro, transformadores, rieles, básculas, aparatos para venta automática y otros análogos que se establezcan sobre vías públicas u otros terrenos de dominio público local o vuelen sobre ellos”, según recoge la ley referida.

Asimismo, Vecinos por Algete se ampara para proponer este acuerdo en las sentencias del Tribunal Supremo dictadas sobre ordenanzas similares de los municipios de Arteixo (La Coruña), Serradilla (Cáceres) y Villalcampo (Zamora), sentencias que aceptan “la valoración de dichos ayuntamientos de las líneas eléctricas y las canalizaciones como construcciones a efectos de cálculo de la base imponible de la tasa por utilización del dominio público”.

Sobre ello, el Supremo recoge que “no se trata de gravar un suelo rústico de uso agropecuario, sino la utilidad que le reporta al sujeto pasivo la utilización privativa o el aprovechamiento especial del mismo, con exclusión de los demás, para una actividad netamente industrial consistente en transportar y distribuir energía eléctrica.» Y, por ello, el alto tribunal concluye considerando que una tasa de ese tipo es “de todo punto ajustada a las exigencias legales”.

La moción del partido político local de Algete que se ha aprobado propone también la realización de un estudio técnico de las construcciones que pasan por su término municipal a estos efectos y establecer las tarifas que se implantarán para el cobro de esta tasa a las compañías de electricidad y gas.

El cálculo de dichas tarifas se basará en un estudio técnico elaborado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), por el que la cuota que deberán pagar las empresas energéticas oscilan en una horquilla de entre 3.000 y 12.000 euros por metro lineal, según el tipo de tensión, para las compañías eléctricas y entre los 500 y 4.000 euros para las empresas que suministran gas.

Deja un comentario