Compartir

Ya han comenzado los trabajos de mejora y refuerzo del firme de la carretera M-513 que permanecerá parcialmente cortada al tráfico de vehículos desde el punto kilométrico 10,000 al 16,840 hasta el 31 de agosto. Los itinerarios alternativos dispuestos serán indicados mediante carteles y señales informativas.

Estos trabajos se realizarán en 16,8 kilómetros, y las necesidades técnicas aconsejan el cierre del tramo señalado, de tan solo seis kilómetros, ya que la vía, durante su proceso de reparación, necesita un periodo de asentamiento del firme en el que técnicamente no es aconsejable someterla a un intenso tráfico de vehículos. Una vez finalicen las obras, los principales beneficiados serán los vecinos de los municipios de Pozuelo de Alarcón, Brunete y Boadilla del Monte.

Precisamente hoy, la alcaldesa, Susana Pérez Quislant, ha acompañado al consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, en su visita a las obras que se están realizando en esta importante vía. Durante la visita, a la que también han acudido los alcaldes de Brunete y Boadilla del Monte, Pérez Quislant ha agradecido a la Comunidad el desarrollo de estos trabajos y ha destacado que esta mejora es muy importante para la zona noroeste y que  responde a una demanda vecinal de los tres municipios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here