Compartir

Ramón Mayo González, Presidente de la Fundación SEUR, ha visitado nuestro municipio y ha entregado al ayuntamiento de Sevilla la Nueva un diploma en agradecimiento por la colaboración prestada. Un agradecimiento que se extiende a todos los vecinos que depositan los tapones solidarios que desde esta fundación se recogen y se transforman en ayuda directa a personas que la necesitan.

La Primer Teniente de Alcalde, Carmen Chueca, ha sido la encargada de recibir este reconocimiento a la labor solidaria de todos aquellos que acuden al punto de recogida ubicado en la entrada de la Casa Consistorial para colaborar con el proyecto ‘Tapones para una nueva vida’ impulsado por la Fundación SEUR.

Los tapones de plástico recogidos en este y el resto de puntos repartidos por el municipio con los que la fundación mantiene un convenio de colaboración, se recogen y entregan semanalmente a una planta de reciclaje con el fin de ayudar a niños y niñas sin recursos, con problemas de salud y con necesidades específicas, que pueden ayudar a mejorar su calidad de vida pero no están cubiertas por los sistemas sanitarios ordinarios. De este modo, además, se contribuye a mejorar el medio ambiente, ya que alrededor de 70 kilos de tapones son reciclados cada semana llegados desde Sevilla la Nueva.

El resto de puntos de recogida instalados con este fin en el municipio son, la cafetería ‘El Trébol’, el restaurante ‘El Ternasco’, la Papelería Milano, el CEIP Antón Sevillano, el CEIP Duque de Rivas y el centro de jubilados de Sevilla la Nueva.

Actualmente, el proyecto ‘Tapones para una nueva vida’ está recogiendo estos tapones solidarios para Laia, una niña que sufrió una meningoencefalitis a los pocos días de nacer y que afectó a su sistema neuronal. Se necesitan 25 millones de tapones para poder costear un tratamiento único en España, lejos del lugar donde ella reside, para mejorar su situación y la de su familia.

Deja un comentario