Compartir

El Ayuntamiento de Alcorcón ha anunciado que solicitará la instalación de medidores de contaminación en el límite de la A-5 con el término municipal de Madrid para verificar si los atascos que van a producirse por la instalación de semáforos en dicha vía tiene un efecto directo sobre el incremento de polución en la zona. En caso afirmativo, el Ayuntamiento estudia presentar una querella contra el consistorio que dirige Manuela Carmena.

El Ayuntamiento de Alcorcón considera que Madrid incurrirá en una grave responsabilidad si activa los semáforos, habida cuenta de que el propio Ayuntamiento de Madrid ha reconocido que esta medida provocará un aumento del 350% en los atascos en la A5 y, en consecuencia, un aumento de las emisiones contaminantes derivadas de dichos atascos.

Para el Alcalde de Alcorcón, David Pérez, “las medidas que está adoptando el Ayuntamiento de Madrid, no sólo suponen una barrera para un millón de habitantes de las ciudades del Sur de la Comunidad que utilizan a diario la A5 para desplazarse a la capital, sino que van a incidir directamente en la salud de los vecinos de Madrid que viven en los barrios aledaños a la A5, como Batán, Campamento o Cuatro Vientos, que van a registrar un incremento de la contaminación provocada por los atascos”. “Los semáforos –ha indicado Pérez- significarán más atascos y, por tanto, más contaminación y más riesgos para el medio ambiente y para la salud de los vecinos del sur, y hay una responsabilidad
directa en las decisiones que está adoptando el Ayuntamiento de Madrid”.

David Pérez ha anunciado que “solicitaremos desde el Ayuntamiento la instalación de medidores de contaminación, y si, como es previsible, se produce un aumento de la polución a consecuencia de los atascos, actuaremos en consecuencia con medidas legales contra esta medida arbitraria y unilateral”.

Deja un comentario