Compartir

La nueva Presidenta del Partido Popular (PP) de Arroyomolinos, Ana Millán, ha pasado por los micrófonos de Globo FM y ha hablado de la actualidad del municipio y de como están siendo sus primeras sensaciones al frente del partido.

Estrenando presidencia

A los populares no les gusta llamar primarias a los comicios internos del partido, según Millán “preferimos llamarlo el sistema de un afiliado un voto, creemos que es el sistema más acertado ya que son directamente los afiliados los que deciden quien quieren que lleve las riendas del partido en su localidad y a nivel regional, que son los dos ámbitos donde se ha aplicado el método de Cristina Cifuentes”.

Ana Millán asegura que va a hacer fuerte el lema de su campaña Mejor juntos “el PP es una gran familia, así lo he planteado desde el primer momento, tendí la mano para que hubiese una única candidatura, el espíritu es el de unir” Y eso puesto en la práctica ha dado como resultado que en el primer comité ejecutivo celebrado por el PP, Millán propuso a todo su equipo incluyendo a miembros de la otra candidatura.

Desde mediados de septiembre el PP comenzó a trabajar para cumplir el primer compromiso que se había marcado “tener una sede física, inexistente en los últimos años. Necesitábamos un punto de referencia para los afiliados y los vecinos que nos quieran hacer llegar sus preocupaciones y propuestas». En la línea planteada, el PP “quiere abrirse a todo el mundo, quiere tener un peso específico en la calle para estar junto a los vecinos y escucharles”.

Aprender del pasado

El PP sigue siendo el partido más votado en Arroyomolinos con diferencia pero Millán reconoce que hay que reiniciar su estructura «Hay que diferenciar entre partido y gobierno. Es necesario tener un partido fuerte para que, pese a cualquier vicisitud, tanto si se gobierna como si no, el partido siga funcionando». El objetivo de los populares es hacer un partido más fuerte y mas unido, que tenga una estructura que permita trabajar con eficacia y coordinación en cualquier escenario. Millán reconoce que tras las últimas elecciones el PP se quedó un tanto perdido, sin una figura firme. Desde la territorial se nombró una gestora que «quizás, no conocía el municipio, que no supo aunar a los afiliados y trazar una línea de trabajo y por ello han pasado dos años en los que el PP parecía desaparecido. Tras dieciséis años gobernando, pasar a la oposición es extraño». Los últimos años de mandato el PP se centraron demasiado en trabajar en la administración y, Millán explica que «se atendió poco a los vecinos en su día a día, en los problemas más pequeños, en que el municipio siguiese funcionando, con todos sus servicios. En democracia esta bien que haya cambios, lo que no me parece bien es que haya pactos que no cumplen del todo con los resultados mayoritarios. No es una cura de humildad, es ver que ha pasado, ver en que nos hemos equivocado, asumir los errores, quien trabaja se equivoca, de vez en cuando viene bien poner los pies en el suelo y mirar el pasado sólo para aprender y volver a tirar para adelante».

Hay que diferenciar entre partido y gobierno

Oposición constructiva

«No sólo hay que tener como objetivo las elecciones de 2019, con la sede en marcha y con el nuevo equipo, estamos trabajando en el día a día» afirma Ana Millán que no pone reparos en colaborar con el actual equipo de Gobierno «muchas de las iniciativas que necesita el pueblo no sólo son competencias municipales. Todos los partidos han de ponerse a trabajar juntos y trasmitir al Gobierno todo lo que recogemos de los vecinos, hay que hacer una oposición constructiva. Yo no entiendo la política del no por el no. Hay muchas cosas que son buenas para el municipio y no sólo hay que apoyarlas, sino que hay contribuir a ellas. Eso lo estamos demostrando pleno tras pleno, buscando consenso y votando a favor en temas vitales para Arroyomolinos. Hay que construir, estar en la oposición no significa negarte a todo sino aportar también».

Tiempos de calma y riesgos de futuro

La edil popular nos hace un balance del trabajo llevado a cabo por el actual equipo de Gobierno «esta realizando políticas que pueden poner en riesgo el futuro y la viabilidad del municipio. Se están consolidando una serie de gastos que dentro de unos años, cuando se acabe la construcción, cuando se acaben las plusvalías o, cuando los ingresos previstos no sean los actuales, veremos a ver como lo pagamos». Millán se refiere a la re municipalización de muchos servicios y al incremento de personal que ha habido en la empresa municipal de la vivienda y el suelo. Además, esta empresa tiene otras muchas encomiendas importantes para Arroyomolinos. «Nosotros dejamos unas cuentas saneadas, la inercia y el ritmo del municipio es un poco diferente al de otros municipios, porque aquí la construcción no ha parado y, eso supone unos ingresos importantes para las arcas municipales que permiten realizar muchas actividades». Pero Millán concluye con cautela «a mi me gusta pensar en el futuro. Soy más conservadora, gastar por gastar no tiene sentido, hay que hacerlo con cabeza».

El PP ha apoyado en pleno las bajadas de impuestos. El más significativo fue la bajada del IBI que afecta a las empresas y a las grandes superficies del municipio, según Millán «aquí las cargas fiscales eran más fuertes que en otros municipios más grandes y con industrias más desarrolladas. Esa bajada de impuestos va a repercutir en que las empresas puedan generar más empleo y que otras se instalen aquí».

Problemas con la Educación

«Yo no diría que hay un problema con la educación» afirma la nueva presidenta del PP, Ana Millán que también reconoce «que este es un municipio muy joven, que crece a un ritmo muy alto y por ello se incrementa el padrón de una manera importante con parejas que tienen niños. Por ello, las aulas están un poco más llenas que en otros municipios, pero siempre dentro de los ratios que establece la legislación».

En cuanto a la polémica suscitada con el CP Averroes Millán apunta que «ha sido un problema de contratos públicos. Nosotros ya dejamos cedida la parcela a la Comunidad de Madrid para hacer el quinto colegio pero, falló la empresa licitada. Ahora la Comunidad ha reiniciado el proceso, creo que lo ha resuelto bien. Los plazos se han atrasado pero, no se ha vuelto a tener que sacar el pliego y se ha buscado una solución intermedia en la que ya esta adjudicada la obra tras rescindir el contrato a la otra empresa. Al final el colegio va a llevar más unidades que en el proyecto original en esta primera fase.Ahora sólo queda esperar a que en septiembre de 2018 el colegio este funcionando perfectamente».

Un partido fuerte y joven

Ana Millán ha querido mandar un mensaje a sus simpatizantes y futuros afiliados: «El PP esta aquí para escuchar a los vecinos, es un partido fuerte, joven, que rebosa de ilusión y que, tiene mucho cariño por sus vecinos. Espero que en 2019 se mantenga la confianza que nos dieron quienes nos votaron y que, los que no lo hicieron en 2015, vuelvan a hacerlo»

Deja un comentario