Inicio Casarrubuelos Casarrubuelos, modelo de emprendimiento, innovación y sostenibilidad en Europa

Casarrubuelos, modelo de emprendimiento, innovación y sostenibilidad en Europa

Compartir

Hace unos días, el Ayuntamiento de Casarrubuelos recibió la noticia del pase a la fase final de su proyecto Acción rural para el emprendimiento innovador y sostenible de los jóvenes. De este modo, tras ser seleccionado entre cientos de propuestas, este proyecto para llevar a cabo una cooperativa de Permacultura para la creación de abonos comerciales, 100% orgánicos, a través de un tipo de lombrices de tierra, puede dejar importantes beneficios para los próximos años en la localidad. El resultado se sabrá en torno al próximo mes de diciembre.

Este proyecto está cofinanciado al 85%, procedente del Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo, cuya contribución pertenece a Noruega, Islandia y Liechtenstein bajo la misión de reducir las desigualdades económicas y sociales y fortalecer la cooperación. Los países elegibles son: Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, la República Checa, Eslovaquia, Hungría, Eslovenia, Croacia, Rumania, Bulgaria, Grecia, Chipre, Malta y Portugal. Pueden sumarse a los consorcios entidades de Irlanda, Italia o España como socios beneficiarios.

Desde España, Casarrubuelos es quien abandera el proyecto junto al Parque Científico y Tecnológico de Extremadura (FUNDECYT). La ayuda solicitada para el municipio madrileño sería de 600.000€, al año, y su periodo de ejecución será desde abril de 2018 hasta marzo de 2021.

Con este proyecto, el Ayuntamiento intervendrá en la creación de un nicho de mercado, basado en un proyecto estratégico vinculado a una acción integral que irá desde la elaboración de materia prima bajo la producción de agricultura sostenible, hasta su logística y distribución. Todo ello se realizará gracias al diseño de criterios de I+D e incluyendo también todas las acciones formativas necesarias para para garantizar un resultado a medio y largo plazo. Esto además, conducirá a fijar la población en su entorno rural, además de recuperar el suelo del área periurbana.

En definitiva, esta línea de trabajo responde a los principios que el actual equipo de Gobierno lleva planteando para desarrollar de una ciudad inclusiva, solidaria, sostenible y respetuosa con su entorno.