Compartir

El PP de Getafe ha denunciado a la socialista Sara Hernández ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social por «el grave deterioro de las condiciones laborales que soportan los trabajadores del grupo popular en el Ayuntamiento» según indican desde el partido popular.
El espacio en el que los empleados del PP desarrollan su trabajo registra, en pleno invierno, temperaturas asfixiantes que superan a diario los 30 grados, lo que causa afecciones a la salud derivadas del agobiante calor.
Esta circunstancia, «supone además un innecesario derroche de energía como consecuencia del incorrecto uso de los sistemas de calefacción del Ayuntamiento».

La situación térmica que soportan los trabajadores del Partido Popular infringe claramente la ley, que establece que la temperatura no podrá superar los 21 grados “en los recintos calefactados”.
Durante los meses de verano, en cambio, el despacho del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento registra valores que en ocasiones no superan los 16 grados debido a la excesiva potencia del aire acondicionado.

El PP ha incorporado a la denuncia toda la documentación relativa a las peticiones y comunicaciones efectuadas al Gobierno de Sara Hernández, «cuya insensibilidad le ha llevado incluso a jugar con la salud de los trabajadores del Partido Popular».

Deja un comentario